Salud y Vida

Entrenamiento tabata: una forma de seguir quemando grasa en casa

Siga esta rutina para bajar esos kilos que tiene de más.

14 Sep 2021 06:00:00Por: SuperTrending
Tabata

Tabata /Adidas

Los ejercicios Tabata forman parte de las técnicas que en últimas fechas se han vuelto muy populares por sus resultados y que si bien no son inmediatos, sí son efectivos. Se trata de un tipo de entrenamiento de alta intensidad por intervalos, HIIT por sus siglas en inglés (High Intensity Interval Training). Su particularidad es que no requiere de ningún material, sino tan solo unos minutos de tu tiempo para completarlo, pero eso sí, ¡muy vigorosos!

Le puede interesar: Seis mitos de los suplementos para aumentar masa muscular.

En términos generales, el entrenamiento Tabata se trata de realizar un ejercicio durante 20 segundos, la mayor cantidad de repeticiones posibles, seguidos de un descanso de 10 segundos exactos y continuar con 7 series más.

¿De dónde viene el entrenamiento tabata?

Este entrenamiento fue desarrollado en 1996 por el Dr. Izumi Tabata, un investigador japonés de ciencias del deporte que configuró el método con 8 series de un ejercicio durante 20 segundos a máxima intensidad y 10 segundos de descanso. Actualmente, para agregarle mayor dinamismo, se combinan entre 3 y 4 ejercicios como los ejemplos que encontrarás en la plataforma Entrena en casa.

También lea: 5 puntos clave para que valga la pena ir al gimnasio.

El Dr. Tabata comprobó que al realizar la rutina con su método, se abría la posibilidad de mejorar simultáneamente el sistema aeróbico y el anaeróbico. Esto quiere decir que tal rutina de ejercicios no solo ayuda a mejorar la resistencia cardiovascular, sino también a que el cuerpo libere más testosterona y hormona de crecimiento, logrando de esta forma mayor resistencia muscular y capacidad anaeróbica.

Tabata: menos repeticiones y más intensidad

La característica principal del entrenamiento Tabata se basa en la intensidad del trabajo y no en las repeticiones. Los ejercicios que se incluyen, además de aumentar las pulsaciones, deben ser sencillos para que puedan ser realizados correctamente y sin perder la técnica a pesar del cansancio al paso de las series.

Además: 10 reglas de oro para preservar la salud cardiaca.

Algunas de las opciones más recomendables para realizar son: sentadillas, flexiones de brazos, desplantes y abdominales o crunches.

Una forma de medir el aumento de las pulsaciones es con la prueba de la “conversación” y consiste en trabajar a una intensidad en la que no puedas mantener una conversación. Si te ves capaz de hablar mientras entrenas, será que no te estás entrenando a fondo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies