Negocios

Mérito deportivo o negocio: las dos caras del fútbol

El fútbol es uno de los mercados más grandes del mundo, pero nuevos competidores han hecho que sus principios cambien.

Mérito deportivo o negocio: las dos caras del fútbol

Mérito deportivo o negocio: las dos caras del fútbol / AFP

23 Abr 2021 06:00:00Por: SuperTrending

Un choque cultural entre mérito deportivo y la búsqueda de un negocio cada vez más lucrativo: los propietarios de los clubes e inversores fundadores de la Superliga europea son criticados de manera abrumadora por hinchas y jugadores por ir en contra del carácter popular del fútbol.

Te puede interesar: Admiración: Gasperini, DT de Atalanta sobre Klopp y Guardiola por su postura en la Superliga

"Creado por los pobres, robado por los ricos": una pancarta desplegada el lunes por varios aficionados cerca del estadio del Manchester United, el emblemático Old Trafford, fue muy difundida por las redes sociales y resumía para muchos románticos del fútbol el sentimiento por el conflicto recién desatado sobre las competiciones europeas del futuro.

El proyecto de una Superliga privada, liderada por doce grandes clubes europeos de los cuales siete están mano de fondos o accionistas extranjeros, "escupe en la cara" de los "amantes del fútbol", afirmó con vehemencia el presidente de la UEFa, Aleksander Ceferin, lamentando la "codicia" de algunos dirigentes.

"El fútbol no pertenece a nadie", sentenció. El técnico del Manchester City, Josep Guardiola, mostró su desacuerdo este martes con el proyecto pese a que su club es uno de los fundadores. "El deporte no es deporte cuando no existe la relación entre esfuerzo y recompensa. No es deporte si el éxito está garantizado o si perder no tiene ninguna importancia", afirmó en alusión a que quince equipos tendrían garantizada su presencia en la competición de manera fija, sin importar sus resultados.

Pese a la desaprobación general de sus propios grupos de hinchas y sin consultar a jugadores o a cuerpos técnicos en algunos casos, los doce clubes fundadores de la Superliga lanzaron un torneo que hace temblar a la Liga de Campeones (antes Copa de Europa), creada en 1955.

Te puede interesar: Florentino Pérez mandó a la lona a Jürgen Klopp: fuerte indirectazo

¿Y por qué renunciar así a los valores iniciales de las competiciones europeas de clubes, que incluyen a equipos de todos los campeonatos del continente con un acceso abierto según los méritos deportivos?

"En cierta medida, es una evolución lógica de un proceso que se sentía ya en marcha, el fútbol-negocio. El fútbol no es únicamente un deporte profesional en el que el dinero sirve para ganar. El horizonte de los clubes cambia, ya no es europeo sino mundial. A ese nivel, el fútbol llega a uno de los efectos de la globalización, la americanización del mundo", analiza para la AFP Paul Dietschy, historiador del fútbol.

Ligas norteamericanas cerradas como la NBA (básquetbol) o la NFL (football americano), ambas muy lucrativas, pueden haber servido de modelo a los impulsores de la Superliga europea.

"El deporte estadounidense está históricamente muy concentrado en los beneficios", señala Chris Winn, investigador de la University Campus of Football Business (UCFB). "No es una coincidencia que haya un núcleo duro estadounidense en el corazón de estas propuestas de Superliga. La élite del fútbol europeo busca una parte del pastel garantizada cada año", apunta.

Te puede interesar: ¿Las semifinales de Champions en riesgo?: presidente UEFA respondió

En un punto opuesto a esta visión capitalista están algunas viejas glorias de este deporte o jugadores actuales, para los que la Superliga europea es complicada de digerir porque consideran que contraviene la cultura popular del fútbol.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies