• Síguenos en

  • Logo Produccion

    En Evidencia - Capítulo 24 de junio | Señales de vida

    24 Jun 2019 20:45:33 | Redactado por: canalrcn.com

    Tres historias de suicidio en adolescentes son puestas 'en evidencia' en este capítulo.

    El suicidio en Colombia es un asunto que se pone ‘en evidencia’ en este capítulo. A lo largo del programa, los televidentes serán testigos de tres historias ocurridas a tres personas distintas, para quienes la muerte sería la solución perfecta a sus crisis emocionales.

    De acuerdo con cifras de medicina legal, en Colombia 5035 individuos se quitaron la vida en los últimos 2 años, de los cuales 819 fueron niños y adolescentes menores de 18 años, la tasa de suicidio más alta en la última década en el país. Solo en los primeros tres meses de este año, ya son 110 los menores que se han suicidado, lo que significa que este fenómeno lejos de disminuir va aumentando entre la población de niños y adolescentes.

    La primera historia relatada se trata la de Camilo, un adolescente que decidió poner fin a sus días en diciembre de 2008 a la edad de 16 años. La depresión, la rebeldía y presuntamente el consumo de drogas lo motivarían a tomar esta fatal decisión.

    Sus familiares y amigos todavía no salen del asombro y se preguntan qué motivó realmente al joven a acabar con su vida. Ellos aseguran que él era un niño alegre, estudioso, crítico y muy sensible, soñaba con un mundo mejor lleno de amor.

    Con la llegada de la adolescencia su forma de ser cambió, según cuenta su madre. Se volvió apático al colegio, perdió el año, empezó a consumir marihuana, su alegría se fue apagando hasta que llegó el día en que con un arma de fuego se disparó en un parque al norte de la capital.

    Para los expertos, el suicidio no es una opción que aparece de la noche a la mañana, sino una conducta que se va gestando poco a poco. Se presenta como opción para calmar el sufrimiento, la persona lo va planeando hasta que finalmente lo materializa.

    También te puede interesar: En Evidencia - Capítulo 03 de junio | Me secuestró mi mamá

    Johan Barrera por su parte, es un joven que estuvo agobiado por sentimientos de tristeza y desesperanza desde que era un niño. A los 9 años empezó a consumir drogas, a autolesionarse y a vivir en un túnel sin salida que afortunadamente logró traspasar cuando recibió ayuda profesional.

    Y es que, según los profesionales en salud mental, si se entiende que detrás de una conducta suicida hay una intención de buscar solución a un problema así no sea la mejor, eso permite establecer que es importante hablar del suicidio, de sus causas y tratamiento.

    La tercera historia puesta ‘en evidencia’ es la de Sara, una adolescente que perturbada por la enfermedad que padecía su padre, vio la muerte como una forma de escapar de su realidad. A los siete años, ella empezó a sentir soledad, miedo y ansiedad al pensar que si su papá fallecía ella podría quedarse sola, creía que era culpable de lo que ocurría en su casa.

    Sara decidió no contarle nada a sus padres y vivir en silencio su situación. No obstante, encontró un apoyo en la psicóloga del colegio a quien la puso al tanto de lo que vivía. Gracias a esa charla se pudo salvar la vida de la menor y hoy su visión de la vida es otra.

    En Colombia, el suicidio se presenta principalmente entre las edades de 15 y 19 años, pero cada vez se está registrando en edades tempranas, incluso en la infancia.

    La recomendación de los expertos es estar pendiente a las señales que presenten las personas como la expresión constante de forma verbal o escrita de querer morir, la soledad y la depresión, para buscar el tratamiento indicado que haga la diferencia entre la vida y la muerte.

    Mira todos los capítulos de En Evidencia aquí y sigue la producción los lunes festivos por Nuestra Tele. Comenta con el HT #EnEvidencia y sigue nuestras cuentas en redes sociales: TwitterFacebookInstagram y YouTube @CanalRCN​