Milagros Rendón

Angélica Blandón

La Milagros de clase media. Hija de educadores, crece en un hogar lleno de amor y una excelente formación en valores y principios junto con su hermano mellizo Salvador.

Sin embargo, todo cambia cuando el tío de los mellizos (Fernando Rendón) entra en sus vidas. Milagros comenzará a sentir un amor inexplicable por Fernando, pero Tomás no soporta la convivencia con Fernando, a quien acusa de manejar dinero sucio y de irrespetar su casa, circunstancias que hacen que finalmente Tomás eche de su casa a Fernando justo el día que Milagros cumple 15 años, aunque la reconciliación de los dos hombres no se da hasta el fallecimiento de su madre.

Estos hechos, sumados a la adicción a las drogas de Salvador, hacen que Milagros dé un giro a su vida y se motive a convertirse en la mejor policía de la ciudad, buscando a los responsables de que la vida de su hermano se echara a perder.

Sin embargo, su tiempo en la academia de policía es complicado luego de que se entera que su tío Fernando es perseguido por ser el cabecilla de un cartel de droga y tal circunstancia hace que su graduación sea más tardía que la de sus compañeros, a su vez ella se refugia en Aquiles Suárez, teniente de la policía, su mentor quien a su vez está enamorado de ella y quien la acepta en el nuevo cuerpo antidrogas de la policía.