Deportes RCN

Egan Bernal y todas sus resurrecciones

El ciclista colombiano cerró la primera semana del Giro de Italia 2021 como líder de la competencia. Una vez más ha demostrado su capacidad de resurgir.

17 May 2021 15:35:03Por: SuperTrending
Egan Bernal, con la maglia rosa del Giro de Italia 2021. /AFP

Egan Bernal, con la maglia rosa del Giro de Italia 2021. /AFP

Durante su carrera, Egan Bernal ha simbolizado el renacer en medio de la desdicha; la lucha en silencio y el trabajo como catalizador de su talento. Paradójicamente, la zozobra ha sido el preludio de sus grandes triunfos. En 2015 se colgó el oro del Panamericano MTB recuperándose en menos de 20 días de una lesión en la clavícula. Con Androni Sidermec, en su primer año, una caída en un descenso lo privó de cantar su primera victoria profesional en la Coppi e Bartali. Luego vino la conquista del Tour de Bihor, en Rumania.

Te puede interesar: Egan Bernal: "Llegar de Rosa al día de descanso es una gran responsabilidad"

En agosto de 2018, en la Clásica de San Sebastián, tras un choque con Mikel Landa sufrió un trauma facial, fractura nasal, múltiples laceraciones y una lesión maxilar que le produjo pérdida de dientes. Al mes siguiente aspiró a ser uno de los convocados al mundial de Innsbruck.

Mira también: Pedalazo a pedalazo, así fue la victoria de Egan Bernal en la etapa 9

A la luz de los antecedentes, podría decirse que cada golpe es una nueva oportunidad. Es como si el destino quisiera poner a prueba su temple. Como si lo retara a pararse o a rendirse. Así gestó y ganó su primer Tour, superando la frustración de fracturarse la clavícula antes de disputar el Giro. Y así también llegó su primera Maglia Rosa: superando la frustración de una implacable escoliosis lumbar que lo obligó al retiro en la defensa del Tour.

Puede interesarte: Rigoberto Urán: “A Egan lo habían matado, respetemos a nuestros ídolos”

Ha sido su relación con los momentos cumbre, que también inmortalizan su llanto frente a millones de personas. La connotación es distinta pero el significado es el mismo: el desahogo de un campeón con alma de niño que no cree lo que le sucede.

No se pierda ningún detalle del Giro de Italia

Strade Bianche fue un aviso. Campo Felice, la confirmación. Sterrato. Altitud. Terreno de biker que marcó sus orígenes y avivó la llama de su inagotable competitividad, esa que justamente lo impulsó a romper la carrera con instinto en las rampas áridas de los Abruzos. No hay un lugar más simbólico para describir el sentimiento que embarga a Egan, pues su victoria se enmarca en la palabra felice, y en el país que le ha dado identidad a su vida deportiva. Su triunfo en el Giro retrata el enésimo resurgimiento del ciclista que siempre ha sido y nunca dejará de ser. Simplemente, Egan.

Por: Éder Garcés, Director de Comunicaciones de Fedeciclismo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies