• Síguenos en

  • Logo Produccion

    Capítulo 4 | Mujeres entre la vida y la muerte

    14 Oct 2019 21:53:15 | Redactado por: canalrcn.com

    En ‘mujeres entre la vida y la muerte’, Patricia Gómez y Sabina Nicholls relataran casos de mujeres que fueron agredidas y asesinadas por sus parejas sentimentales.

    Leidy Delgado, una joven de 21 años sobrevivió al sangriento ataque de su expareja a plena luz del día en una concurrida calle de la capital. Leidy quedó herida de muerte, pero hoy tres meses después del atentado, está consiente.

    La historia de Leidy y su pareja Bryan Aldana inició en las aulas del colegio. Ella de 16 años y él de 17. En el último año de colegio, Leidy quedó embarazada y se fue a vivir junto a su novio.

    Cuando el bebé tenía unos cuantos meses, la relación con Bryan comenzó a cambiar. Leidy notó cambios drásticos en la personalidad del hombre. Era agresivo y empezó a consumir drogas. Por eso, la joven decidió separarse del padre de su hijo y regresarse para su casa.

    Bryan golpeó fuertemente a Leidy y la joven tomó la decisión de demandarlo por maltrato físico. Además, investigaba constantemente sobre los derechos de la mujer y cada ocho días iba a la Fiscalía.

    Un lunes festivo, 3 de junio, Leidy se dirigía hacía un lugar público para que su exsuegra compartiera tiempo con su hijo. En la escena apareció Bryan, quien la apuñaló dejándola inconsciente en el piso.

    2.657 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex compañeros sentimentales en la última década.

    La mayoría de ellas, habían denunciado y pedido auxilio ante las autoridades competentes, pero todas terminaron estrellándose con la incompetencia y falta de solidaridad de comisarios, fiscales y Policías.

    María Isabel Covaleda logró sobrevivir a las agresiones de su expareja, pero aún lucha en los tribunales por que se haga justicia.

    Asimismo, le pasó a Andrea Ochoa, otra víctima que hace parte de esta cadena de mujeres que han sobrevivido.

    Andrea es una administradora de empresas, madre de tres hijos que tuvo que dejar su carrera atrás para evitar que su denuncia por maltrato se convirtiera en un caso más de los que se archivan en la Fiscalía.

    También existen mujeres que se quedaron esperando una atención por parte de las autoridades y murieron. Así, como el caso de Georgina Acosta, una humilde mujer nacida en Barranquilla.

    Giorgina Acosta y Álvaro Solano comenzaron su relación marital en el año 2006. Giorgina tenía 26 años y Álvaro 38. Ella era ama de casa y el celador. A medida que iba pasando el tiempo, la madre de Giorgina, comenzó a notar extraños comportamiento en el hombre que le generaron cierta desconfianza. Era grosero y muy celoso.

    Meses después, luego de que Giorgina pidiera auxilio por las constantes amenazas de su esposo, Álvaro acabó con la vida de Giorgina.

    Adicional a esto, entérese de la visión que expertos tienen frente a este tema y las medidas que adelanta el gobierno nacional para detener este terrible problema social.

    Finalmente, para quienes han estudiado el tema la solución para estos cientos de asesinatos empieza por dos medidas: un agresor no se puede tener en la calle y segundo hay que proteger a la víctima que está pidiendo apoyo.