• Síguenos en

  • Logo Produccion

    Consejos para cuidar la prima

    2019-06-04 15:52:53 | Redactado por: canalrcn.com

    Se viene la primera prima del año y en El Desayuno tenemos los tips infalibles para proteger esa entrada económica extra que te ha llegado.

    Una de las noticias que alegra a los colombianos es la llegada de la prima. La prima, como es considerado este ingreso, es “una prestación especial por considerarse como la participación que entrega el empleador a sus trabajadores por las utilidades arrojadas por la empresa en su actividad diaria”. Este dinero, además, corresponde al pago de 15 días de trabajo por cada semestre laborado, por lo cual implica un gran ingreso económico si tienes un contrato a término definido o indefinido con la empresa.

    Muchos colombianos usan este dinero extra para pagar deudas o comprar ropa o elementos que necesiten, sin embargo, una de las recomendaciones básicas de cualquier experto en economía es ahorrar el dinero o en su defecto invertirlo en un negocio que verdaderamente traiga ganancias a mediano o largo plazo.

    Así las cosas, e independientemente de la inversión que hagas con el dinero, es importante que cuides muy bien de él, pues a mediados de junio, que se da la primera prima, así como a mediados de diciembre, los ladrones están pendientes de los cajeros, por lo cual en El Desayuno te damos 5 consejos básicos para cuidar tu dinero y evitar poner en riesgo este ingreso:

    No responder correos electrónicos

    Por las fechas anteriormente mencionadas seguramente te podrá llegar un correo donde se te informa de un supuesto bloqueo de clave personal, por lo que tendrás que ingresar a un link que ellos mismos disponen, digitar tu anterior clave y poner la nueva; no obstante, este tipo de mensajes resultan ser una estafa, pues sin quererlo te presentan una fachada muy similar a la de tu banco, y tú, sin quererlo, les estás otorgando los accesos a tu tarjeta.

    Estos ladrones utilizan programas maliciosos y allí logran rastrear contraseñas de tu vida bancaria. ¡Sé muy cuidadoso! Los bancos generalmente no piden este tipo de información, por lo que debes desconfiar de cualquier enlace que te llegue por correo o mensaje de texto.

    Te podría interesar: ¿Pasó la prueba? Así le fue con el humor al ‘Cuenta huesos’ en El Desayuno

    No permitir que un tercero te ayude con transacciones

    Es muy común ver personas con “buenas intenciones” cerca a los cajeros, queriéndote ayudar a hacer la transacción que deseas. Desgraciadamente, estas personas lo único que buscan es tener la clave de tu tarjeta para luego clonarla y de esta forma acceder al monto económico que tienes en ella.

    Si necesitas ayuda, no olvides que los bancos disponen de personas que te asesoran en el paso a paso y ponen a salvo no sólo tu dinero sino también tu vida, pues en estas épocas se disparan no sólo el número de atracos o robos, sino también el número de homicidios.

    Evita el retiro de altas sumas de dinero

    Como lo dijimos anteriormente, aunque necesites gastar o invertir todo el dinero que te ha llegado, es importante que no lo retires todo o, si lo vas a hacer, pidas ayuda a la policía para que cuide de tu vida y de tu prima.

    Los ladrones están pendientes, aunque no lo creas, de las personas que más billetes tengan en su poder, así saben que es mayor el monto económico y te conviertes en un blanco fácil para ellos.

    No te conectes a redes de wifi públicas

    El Internet es una gran herramienta que ha facilitado diferentes procesos que resultan ser un poco engorrosos; sin embargo, es importante que a la hora de hacerlos te asegures de usar una red wifi de confianza. Muchas redes de Internet pueden acceder a tus datos más privados y robar tu información, por eso no vayas a negocios donde pagas por usar Internet o no te conectes a redes de desconocidos, pues tu información estaría vulnerable para los amigos de lo ajeno.

    No te confíes en las supuestas llamadas que realiza tu banco

    Como los correos electrónicos, de tu banco no van a llamar para pedirte que corrobores información como la dirección de tu casa o la contraseña de tu tarjeta. Muchos ladrones se hacen pasar por empleados de bancos con el simple objeto de sacarte información y poderte robar. ¡No caigas en estas llamadas!

    No dejes de leer: ¡Los buenos somos más!