Don Carlos se convirtió en el apoyo de Gloria

Luego de terminar en la calle por lo sucedido en la casa de John, Gloria recurrió a Don Carlos con el fin de buscar refugio para su hijo en medio de la noche. 

Ante esto, Don Carlos le abrió las puertas del restaurante para que ellos se quedaran en la bodega, una situación que despertó agradecimiento en la joven mujer, quien ha tenido que afrontar su papel de mamá sola.

Asimismo, el dueño del restaurante le dijo que no hay problema por el tiempo que se queden ahí y le dijo a Alberto que, si siente hambre, en la nevera y en la cocina puede encontrar algo que comer.

Finalmente, Don Carlos le expresó gran preocupación por el golpe que ella recibió en uno de sus ojos, por lo que le pidió que fueran al médico para que le revisara la herida.

Mira todos los capítulos de Nadie me quita lo bailao de lunes a viernes a las 10:30 p.m., por el Canal RCN y sigue el minuto a minuto en Twitter y Facebook: @canalrcn

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies