Reynaldo Maturana

Karoll Marquez

Reynaldo es simpático, rumbero, del que sabe que para conquistar a una secretaría, no hay chocolatina que no funcione. Es un convencido de que siempre hay algo que pueda hacer por los otros, para que ellos hagan lo que a él le conviene.

En los sueños de su infancia, siempre se veía viviendo en un gran ciudad, recorriendo el mundo, siendo reconocido y teniendo los lujos que en el pueblo nunca tuvo. Reynaldo no desistió en su empeño y cuando supo que era uno de los mejores Icfes del departamento, aprovechó para conseguir un préstamo del Icetex y marcharse a estudiar a la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Reynaldo es un moreno atractivo, sobre todo para mujeres con Sandra Morato, la secretaria de dirección del hospital, mujeres cuarentonas y que gustan del muchacho joven pero no imberbe. Buen bailarín, de pinta colorida, no sale de la casa si no se echa su buena dosis de loción porque él es un convencido de que la pinta no es lo de menos y que lo bueno entra por los ojos.