Cuatro Caminos

Capítulos

Cuatro Caminos | Capítulo 104 | Deuda fatal

Dos hermanas planearon el asesinato de Luis Ignacio Ascuntar a quien le adeudaban una suma de dinero cercana a los 100 millones de pesos.

15 Mar 2020 22:00Por: canalrcn.com

Durante más de 20 años, Luis Ignacio Ascuntar fue bombero de la Aeronáutica Civil, pero a la vez desarrolló otra actividad como comerciante y la cual le fue dando importantes réditos.

Carmen Helena Caicedo cuenta que a mediados del 2009 su esposo Luis Ignacio conoció a Cristina Arcos. Rápidamente se hicieron amigos y con el tiempo ella le empezó a solicitar préstamos de dinero. Afirma la mujer que Arcos cumplía con el pago del dinero, con intereses incluidos, por lo que Luis no dudaba en seguir haciéndole esos favores de plata.

No obstante, todo cambió cuando en febrero del 2019, Luis Ignacio le prestó 30 millones de pesos a Arcos, quien le dio como garantía una vivienda que, sin embargo, no estaba a nombre de ella.

Pasó el tiempo y al fin, Arcos y Ascuntar, concretaron una cita en la que ella le daría el dinero. Pero justo ese día Mauricio, hijo de Luis Ignacio, y Carmen Helena supieron por última vez de él.

Por ende, se encendieron todas las alarmas en la familia Ascuntar: Mauricio se encontró con Cristina, quien le aseguró que sí le había entregado la plata, pero posteriormente él empezó a recibir enigmáticos mensajes en su celular, que le hicieron pensar que estaba secuestrado.

La familia decidió hacer la denuncia de la desaparición de Luis Ignacio ante el Gaula de la Policía y ésta entrevistó a Cristina Arcos. De esta manera, tanto las autoridades como la familia, empezaron a atar cabos.

Gracias a los testimonios del administrador de un lavadero y de un taxista, así como los mensajes extorsivos que recibió Mauricio, los investigadores fueron acercándose a los homicidas.

El Gaula llegó hasta las cámaras de seguridad de un cajero automático, donde se observa a Arcos retirando dinero desde la cuenta de Ascuntar: esa fue pieza clave para que se cayera la versión que inicialmente había dado la mujer.

Las autoridades pudieron establecer que las hermanas Blanca y Cristina Arcos idearon la forma de acabar con la vida de Luis Ignacio para no pagarle lo que le debían.