LAURA GONZÁLEZ

6506
Interpretado por: 
.
22 años Villavicencio

Laura proviene de una familia de clase media. Tiene dos hermanos mayores (hermana y hermano), por parte de mamá, con quienes mantiene una buena relación aunque nunca hayan vivido juntos.

Uno de los momentos más tristes de su vida ha sido la reciente separación de sus padres. Nunca se imaginó que ellos, tan amorosos entre sí, y su muy unida familia de tres, quedarían de un momento a otro en esta situación. Sin embargo, lo asume como la mujer madura que es, no sin dejar de anhelar que su familia vuelva a estar unida como antes.

Laura cree en la amistad, pese a la gran decepción que sufrió por parte de su mejor amiga. Ella, a quien consideraba su hermana por elección, no tuvo reparos en meterse con el que era su novio.

“Le reclamé, le mostré las fotos y ella no pudo decir nada. Fue muy duro porque yo la invitaba a viajes y ella solo iba porque iba él”, recuerda.

Lo importante es que estas penas no la definen. Ella sigue siendo la mujer soñadora y perseverante que, a sus 22 años, tiene la satisfacción de haber logrado todo lo que se ha propuesto.

“Soy independiente económicamente, aunque todavía me toca pedir permiso. Me pagué mi carrera y le he ayudado a mis padres, además me encanta lo que hago”, cuenta con orgullo.

En el colegio, ver que sus amigas iban de viaje o tenían cosas a las que ella no podía acceder la impulsó a trabajar por sus deseos. Hoy la llenan de satisfacción su independencia financiera, haber viajado por algunos países como Estados Unidos y Panamá, y ayudar económicamente a sus padres y a sus hermanos. Esta solvencia económica se la debe al dinero que gana como modelo y a las ventas, que realiza por internet, de productos para adelgazar.

Físicamente es una ‘mujerzota’: alta, de gran sonrisa y enormes ojos azules. Es dulce, sensible, de lágrima fácil, frentera, peleona, voluntariosa, malgeniada y explosiva.

Estas dos últimas características, considera, son sus peores defectos y por ello quisiera modificarlas. “Me da malgenio que las cosas no se hagan como yo quiero y perder me hace llorar”, comenta al respecto.

También es un poco ingenua y a la vez madura. En el plano sexual se define como una mujer tímida y recatada, o como ella misma dice, “clásica”.

Laura se declara compradora compulsiva pues le encanta “estar a la moda”. Los bolsos y zapatos son sus preferidos cuando va de shopping y, como buena hija única, odia que le usen sus cosas sin permiso.

No le gusta la gente que hace comentarios destructivos y en cuanto a prospectos de pareja, no le atraen los hombres con barba ni peludos. Sin embargo, comenta con picardía, “dependiendo de lo atractivo que sea el hombre, tal vez haría una excepción. Soy muy enamoradiza”.

Esta joven llanera relata que la gente la percibe como antipática, pero que al conocerla socializan fácilmente pues es una niña buena, católica y recatada.

Se siente muy orgullosa de ser colombiana: “Yo me identifico con la mujer de este país que es luchadora, responsable y verraca”.

Laura manifiesta ser una mujer con ansias de poder y a la vez ya se siente poderosa. No es casualidad que su libro preferido sea ‘48 leyes del poder' y que ahora se lo esté leyendo por tercera vez.

Su mayor sueño, que hoy es una de sus metas realizadas, es entrar a la casa estudio. Allí quiere enfocarse en ser actriz o presentadora y por ello su objetivo inmediato es ganarse este concurso.

“Soy comunicadora social, por eso soy muy afín la presentación, pero también me encanta la actuación. No canto, pero si me ponen, lo hago”, concluye. 

Concursante