ANTONIO DUQUE

6498
Interpretado por: 
.
Antonio tiene 26 años es bogotano y además de ser apuesto, llama la atención que mide 1.93 de estatura. Tiene su propia empresa de publicidad que montó con dos amigos, que a su vez son vecinos.

Tiene un hijo y se separó de su mujer hace aproximadamente dos años porque, según él, “vivir con una mujer es como vivir con 10 mamás”. Dice que hoy en día lleva una buena relación con la madre de su hijo, pero no siempre fue así.  Tiene 3 hermanas, un hermano y a su madre.

Se considera una persona espiritual. Es católico y, aunque no es practicante, cree en Dios. Le gusta la filosofar sobre la vida. Se considera una persona ética y cree que siempre se debe hacer lo correcto, no porque la sociedad así lo determine, sino porque las cosas son como son.

Su altura le da confianza en sí mismo y una sensación de superioridad: “Ser alto es una expresión de fortaleza, como los vikingos”. También ha aprovechado esa estatura para dedicarse al baloncesto, deporte que practica con frecuencia. Claramente, asiste también al gimnasio, pues tiene un cuerpo escultural.

Afirma que el nacimiento de su hijo lo llevó a un cambio en su forma de ver el mundo. Su marco de valores cambió y su sentido de la responsabilidad se agudizó. Asegura haber madurado mucho entre los 20 y los 26 años que hoy en día tiene.

También trabaja como modelo y las redes sociales le han servido para venderse. Publica sus fotos como modelo, pero procura no subir contenido de sus cosas personales, pues le molesta la gente que exhibe su vida en las redes sociales como si fuera un libro abierto.  “Me disgusta la gente que pone fotos en las redes sociales, proyectan que están siendo felices cuando en realidad no sabemos cómo se sienten”.

El “qué dirán” lo afecta y dice que ha reflexionado sobre eso, pues el estar expuesto ante toda Colombia maximiza la posibilidad de que hablen mal de él y eso lo puede afectar psicológicamente.

Se considera una persona sensata y carismática y trata de evitar la controversia. No le gusta hablar mal de la gente.

Asegura que a la hora de acostarse con una mujer es selectivo, pero que no siempre fue así. Dice que el nacimiento de su hijo lo llevo a ser más cuidadoso en cuanto a con quién se mete y los riesgos que asume. Debido al amor que siente por su hijo, decidió vender su moto, pues siente que manejarla representaba un riesgo.

Asegura que la infidelidad es su mayor defecto. Es un monstruo que no puede controlar y que le ha generado conflicto en sus relaciones. Lo han atrapado siendo infiel y su primera reacción cuando lo confrontan es negarlo todo.

Una de sus virtudes dice ser la calma.  Por su sensatez y su forma de ser reflexiva, seguramente ayudará a conciliar conflictos dentro de la Casa Estudio.  Su belleza física, sin duda, llamará la atención de más de una de sus compañeras de Protagonistas. 

 

Concursante