• Síguenos en

  • El Inútil | Capítulo 18 | Mirando comienza a organizar la fiesta de compromiso

    5 Sep 2019 16:0:48 | Redactado por: canalrcn.com

    Decisión tomada y manos a la obra: dentro de tres días será la fiesta de compromiso y Mirando será el encargado de dejar todo listo para la celebración.

    El esposo de Úrsula no puede creer que Rubiela se haya desmayado simplemente por conocer la noticia del matrimonio, por lo que cree que está embarazada; no obstante, Úrsula le aclara que no y simplemente lo distrae diciéndole que ella ha tenido días de mucha presión.

    Fernán continúa hablando con el concejal Mariño sobre los torcidos que está haciendo con la licitación y él le asegura que su hijo Fernando no sabe de estos negocios ilegales, pues Fernán no quiere que su hijo resulte ser un corrupto. Mientras tanto, Mirando conduce hacia el hospital, temiendo que algo malo le pueda suceder a Rubiela.

    En medio del camino ella despierta y, al darse cuenta que reposa sobre las piernas de Martín, continúa descansando. Ya en el lugar, ella se siente mejor, pero ante la insistencia de Mirando es vista por un médico y cuando le pregunta que por qué se ha sentido bajo presión, ella simplemente afirma que es por el tema del hijo, así que el médico le recomienda no encargar bebé en este momento.

    Rubiela no sabe cómo decírselo a Mirando, por lo que Miranda interviene y es la encargada de darle la noticia. Al sentirse culpable del desmayo, él aclara que no insistirá más con el tema hasta que ella se sienta preparada y lista para hacerlo.

    Por su parte, Fernán llama a Marina, la madre de Adelaida, pues sabe que ella es la única que lo puede ayudar para que Mirando entre a ser socio del club. Con un argumento que indique que la culpable de los incidentes en el club Los Alacranes fue ella, seguramente las directivas quitarán la restricción en contra de Zapata y él podrá entrar, sin ningún problema, al lugar.

    Adelaida llama a Mirando para confirmar si efectivamente su hijo se va a casar y cuando él le contesta, se da cuenta que todo es cierto y que será su familia la que organice la fiesta de compromiso, donde exista un anillo y estén reunidos tanto los Zapata como los Martínez. Ella, preocupada, ingenia un plan con Pacho para evitar ese matrimonio.

    Martín anda muy preocupado por todo lo que acaba de suceder, aún más cuando está cerca de descubrir que Rubiela lo ama, por lo que poco a poco se va arrepintiendo de la decisión que tomó. Al confesarle su miedo a Fernando y Gabriel, son ellos el único apoyo con el que cuenta para ingeniarse una estrategia para comprar el anillo y hacer una buena fiesta, evitando a toda costa que los Zapata se enteren que además de inútil, es mentiroso y hasta pobre.

    Al día siguiente, Martín y Fernando van a la oficina de Mirando a pedirle los 10 millones que supuestamente van para el proyecto de calzado, aunque realmente servirán para comprarle el anillo a Miranda.