• Síguenos en

  • Capítulo 40 | Lucero y Gabriel son descubiertos por Mirando

    7 Oct 2019 17:2:54 | Redactado por: canalrcn.com

    Lucero trató de ocultar la presencia de Gabriel en su casa, pero un domicilio hará que Mirando descubra cada una de sus mentiras y la relación que tiene con el hijo de Gaviria.

    Pacho y Gabo espían a Rubiela y se dan cuenta que está con Martín en el parque. Aunque ellos están muy concentrados en su charla, donde ella quiere saber si Miranda consumó su amor con Martín, este último no pasa desapercibida la presencia de su padre y de Gabo, por lo que alerta a Rubiela. Muy cerca de darse un beso, ellos finalmente se dan cuenta que están siendo espiados, por lo que irán a frenar esa situación y ponerla en contra de Gabo.

    Lucero tiene escondido a Gabriel en la cama y por poco es descubierta por Mirando, quien quiere saber por qué su hija está actuando tan extraño, pues es muy temprano para que esté acostada. Él quiere que Lucero le ayude con una cena sorpresa que le quiere hacer a Rubiela, por lo que hará que se levante de la cama y se cambie. Ella, temerosa, le pide a Gabriel que se vaya de su casa, pero él, muy terco, no se da mañas para salir de allí.

    Luego de hablar con Lucero, Mirando llama a Martín y le dice que está preocupado por Rubiela, pues cree que está con su amor de hace 12 años. Él no halla qué decirle, por lo que lo primero que se le pasa por la cabeza es hacer que Mirando deje de desconfiar de su esposa.

    Luego de enfrentar a Pacho y a Gabo, Rubiela decide ponerle una trampa a este último, pues quiere que se entere, de una vez por todas, que tanto ella como Mirando conocen su secreto y están muy cerca de quererlo hacer público si él y su consuegro no presentan a Mirando en el club ‘Los Alacranes’.

    Rubiela le pedirá a un taxista que la lleve justo al conjunto de apartamentos donde vive Mónica Julitza, pues sabe que Gabo irá tras ella, queriéndole encontrar algún “guardado”. Cuando Rubiela llega al lugar, se dirige al apartamento de Mónica y justo cuando habla con ella, es interrumpida por Gabo, quien sabe que está peligrando. Todos entran al apartamento y allí su pequeño hijo escucha su voz por lo que, eufórico, sale a saludarlo. En ese preciso instante Rubiela se da cuenta que además de una amante, Gabo tiene un hijo fuera del matrimonio que tiene con Margarita.

    En su empresa, Martín llega y se da cuenta que Miranda lo estaba esperando. Al presentarle el lugar donde trabaja, ella lo cuestiona y le pregunta si ha tenido un problema con Rubiela, pues siente que ella está en contra de su matrimonio y que, además, podría estar enamorada de él, ya que ha notado comportamientos muy extraños en su madrastra. Martín niega completamente la situación y en ese momento es sorprendido por el político López de Mesa, quien le lleva dinero que consiguió como patrocinio para el proyecto.

    Por un domicilio que pidió, Mirando se da cuenta de la presencia de Gabriel en su casa, por lo que inmediatamente relaciona el comportamiento extraño de Lucero. Él sienta a los dos en la sala y les coloca condiciones para tener una relación. En ese momento, Rubiela lo llama y le cuenta el secreto de Gabo, pero él en vez de alegrarse, se entristece al darse cuenta que puede dañar la relación de Lucero con el hijo de Gabo Gaviria.