Maltrato infantil: cifras, casos, tipos de violencia y cómo evitarlo

Cada día se reportan más casos en el territorio colombiano sobre agresiones físicas y sexuales. Evitarlo está en nuestras manos.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, IBFC, tiene actualmente 36.000 procesos por violencia sexual contra menores en todo el país. En el 2018 en Bogotá, se presentaron 4.155 casos de violencia. El Valle del Cauca se reportó, tristemente, con 1.900 casos y Cundinamarca con 1.069. Estas ciudades, en particular, son los territorios que más engrosan los episodios de maltrato contra los más pequeños.

En el 2018 también se atendieron 36 denuncias diariamente.

No hay ninguna justificación para el maltrato infantil. La violencia no se puede justificar en la necesidad de corrección frente a un comportamiento de un niño. Cuando la violencia se ejerce justificándola, como corrección, podría llegar a ser un delito. Es necesario transformar la aprobación social del uso de la violencia infantil, como forma de castigo, a una disciplina sin maltrato, que cuestione el uso del castigo físico y que proteja la niñez.

También puedes ver: Grafitis, ¿arte o vandalismo?

¿Cuáles son los tipos de maltrato?

No existe una delimitación sobre los tipos de maltrato infantil, ni tampoco hay una definición única sobre este mal que diariamente está presente en nuestra sociedad. Es importante distinguir los tipos de violencia o agresión hacia los más pequeños, así identificaremos esos riesgos a los que están expuestos los niños y de ser así, cómo podemos evitarlo.

  • Maltrato físico: es el más común. Abarca una serie de acciones donde se usa la fuerza física de forma excesiva e inadecuada, afectando físicamente al niño, quien podría manifestar algún daño físico o una enfermedad, siendo esta última el peor de los casos.
  • Maltrato emocional: amenazan el desarrollo psicológico del niño, pues atenta directamente las emociones y expresiones del pequeño, quien se verá cohibido de expresar lo que piensa.
  • Violencia verbal: así como el maltrato físico, resulta ser muy común en los padres, quienes no hallan otra forma más que insultar a sus hijos. Usan groserías, palabras soeces, que generan en el niño una vulneración directa.
  • Maltrato psicológico: en esta podemos englobar el maltrato físico, verbal y emocional, pues todas estas acciones pueden generar en el niño un desequilibrio, que sin duda se verá reflejado en su forma de actuar e interactuar con sus compañeros, maestros y adultos.
  • Abuso sexual: implica dificultades a la hora de detectarlo. Los victimarios suelen chantajear y amenazar a los niños, quienes, desgraciadamente, optan por callar. Las características principales de este tipo de maltrato es la relación de sometimiento, el poder y la autoridad de quien comete el delito con su víctima.
  • Maltrato digital o ciberbullying: este tipo de violencia es más reciente, ya que con el Internet se abre un nuevo canal de comunicación donde los niños son expuestos a un sinfín de riesgos cuando no se controla el acceso que tienen a las redes sociales y la red en general. Esta categoría podría engrosar los tipos de maltrato anteriormente mencionados, donde el abuso sexual se convertiría en acoso.

¡Cuidemos a nuestros niños!

Existen varios lugares en Colombia donde podemos cuidar a nuestros niños. Lo importante es generar en ellos un ambiente agradable, donde comprendan que están seguros y alejados de los peligros constantes en nuestra sociedad. En la nueva sección de El Desayuno, La vuelta por Colombia, Ángela Cardozo nos recomendó unos lugares, ideales para compartir con los más pequeños, además de enriquecerle su conocimiento a través de la fauna y la flora.

Por otro lado, el programa 4 Caminos de Nuestra Tele tocó el tema de la violencia infantil el pasado 10 de marzo del presente año en su transmisión. Alejandra Rodríguez, periodista del programa, nos contó cómo abordaron el tema, qué dijo la sociedad frente al caso que ellos expusieron, que claramente hablaba sobre un abuso sexual y qué ha pasado con la situación, pues pueden existir padres que se encuentren en la misma situación y necesitan ayuda inmediata.

Te puede interesar: personas con discapacidad

Tener hijos no es sinónimo de propiedad. El hijo es otra persona, no es una proyección del padre, es otro ser. Tampoco es un argumento para ejercer la violencia como algo natural. Padres y madres deben ser orientadores y tienen que contribuir a la formación de los niños y las niñas. Ellos están expuestos constantemente a riesgos de todo tipo y, con un poco más de atención y responsabilidad, les evitaríamos malos ratos a nuestros pequeños.

¿Cómo cuidar de ellos?

En el 2017 fueron 17.000 casos de abusos contra niños. Solamente el 47% fueron imputados, pero ni siquiera el 10% tienen condena. La cifra del 2018, por su parte, es un estimado, pues se piensa que incrementó considerablemente, o al menos así lo percibe Medicina Legal, quienes llevan el registro de lo ocurrido. Teniendo en cuenta estas cifras, el reto es para nosotros, pues debemos lograr que desaparezcan, sabiendo los cuidados que podemos tener si queremos alejarlos de cualquier riesgo.

Un factor de prevención del abuso es la práctica de una crianza responsable y no violenta. El que haya una buena comunicación, una buena conversación con los hijos, es fundamental para evitar este tipo de prácticas.

¿Qué harías si vieras a una niña de 6 años sola en la calle?

Nuestro querido conductor, Iván Lalinde, es Embajador de Buena Voluntad de UNICEF y nos presentó esta campaña, que nos muestra cómo los pequeños quieren ser invisibles para evitar el dolor de cualquier tipo de maltrato.

¿Y tú, qué haces para evitar el maltrato infantil?

 

Compartir