Programa 3 de agosto - Tu Tele

La escena donde el personaje de Armando Mendoza agarra del cabello a Patricia Fernández, más conocida como ‘la Peliteñida’ en la novela Yo soy Betty, la fea, fue tema en Tu Tele por el rechazo que generó en algunos televidentes por su contenido violento y agresivo.

La socióloga Elizabeth Ballén hizo énfasis en los sobrenombres por los que son catalogadas las mujeres en la producción. Resaltó algunos como “vampirín, garfio y la peliteñida”.  

“En este ámbito laboral de Ecomoda hay una violencia simbólica que corresponde a los sobrenombres que les colocan a las mujeres (…) esto se convierte en violencia física por el contacto”.

La experta señala que, en su momento, el hecho pudo haber generado una sensación de burla, pero hoy en día el tema denota más responsabilidad por temas de maltrato contra la mujer.   

Respecto a esto, el libretista Fernán Rivera asegura que hay dos aspectos importantes. “Por un lado, los movimientos feministas han logrado mucho en estos últimos 20 años a favor de la mujer, y por otro, la inmediatez que tienen las redes sociales hacen que estos hechos tengan repercusión inmediata en el público”.  

Por su parte, Sandra Gaitán, asistente de Fernando Gaitán, libretista de Yo soy Betty, la fea, producción que, luego de 20 años se ha logrado posicionar como una de las novelas más exitosas del país, dice que estas escenas “se justifican dentro del humor y no como maltrato hacia la persona. Se trata de hacer reír y se logra”.  

Frente a los televidentes hay quienes afirman que “es inaceptable que se reproduzcan escenas que fomente el maltrato contra la mujer”.

De otro lado, Consuelo Cepeda, defensora del televidente, también habló sobre el capítulo “¡No más!” de 4 Caminos, en el que se narraba el estremecedor caso de Sharick Buitrago Rayo, una niña secuestrada y brutalmente abusada.

Varios usuarios estuvieron en contra de la manera en cómo fue abordado el presunto responsable de este caso. Señalan que no era necesario haber hecho algunas preguntas que no aportarían en la investigación y que, las consideraron“amarillistas”.

Alejandra Rodriguez, periodista de la producción, expresa que, como periodista tiene un deber de atender a quienes tocan la puerta del programa como su última salida. "Me ha motivado ayudar a la gente, llegar a esos lugares donde no es fácil llegar y contar esas historias que no gustan escuchar pero que son necesarias para ver el panorama en el que está el país. 

Compartir