Programa 06 de julio- Tu Tele

La novela ‘Yo soy Betty, la fea’ nos permite analizar conductas sociales diferentes a las de hoy en día, las cuales en su momento eran bien aceptadas, por ejemplo, conducir en estado de embriaguez, el acoso laboral, entre otros.

Astrid Triana, directora ejecutiva de ASCOFAPSI (Asociación Colombiana de Facultades de Psicología), explicó que entre el año 1999 y 2000, fecha en que se emitió la producción, no existía una normatividad que regulara el trato hacia el empleado. “La Ley 1010 de acoso laboral aparece en el año 2006 y con la aparición de ella se hace evidente el concepto de acoso, por consiguiente, la penalización que se deriva de ello”, afirmó la experta.

Por su parte, Consuelo González, directora de televisión, opina que con el transcurso del tiempo se han encasillado productos audiovisuales en franjas de programación debido a su contenido. “Existe una legislación y en eso la televisión es muy clara. Hay ciertos horarios en donde no es permitido mostrar gente bebiendo o fumando, entonces eso ha permitido que en el transcurso de estos 20 años no se hagan esas cosas”, expresó González.

Consuelo Cepeda, la Defensora del Televidente, retomó un tema que parece no conmover a una sociedad, se trata del maltrato infantil. Las cifras que arrojan las investigaciones relacionadas con asesinato de menores de edad son escalofriantes, en lo que lleva del año, 213 infantes han sido víctimas de maltratadores, 17 de ellos se encontraban entre 0 y 5 años.

María Andrea Silva, subdirectora para la Familia de la Secretaria de Integración Social, considera que los medios de comunicación han realizado un buen trabajo en cuanto a cubrimiento de casos de maltrato infantil. “El mismo hecho de que ya no se normalice el castigo cruel o el castigo físico es un avance”, resaltó.

Finalmente, Cepeda compartió una reflexión a los televidentes de 'Tu Tele', “no es justo que se desaparezcan tantos niños, tenemos una cifra realmente vergonzante y sobre todo, tampoco es justo que veamos el maltrato permanente, a diario, y no pase nada”, culminó.

Compartir