TodoGamersTodoGamers

Trucos y Guías
Cinco consejos básicos para que aprendas a jugar en línea en Warcraft III: Reforged

Soldado humano de Warcraft III: Reforged

Cinco consejos básicos para que aprendas a jugar en línea en Warcraft III: Reforged

Si nunca jugaste Warcraft III y vas a intentarlo hasta ahora, necesitas saber algunas cosas antes de comenzar a jugar partidas en línea.

8 Feb 2020 10:00Por: todogamers

Warcraft III: Reforged ha sido foco de críticas en la últimas semanas. La razón es que la gente ha estado reclamando promesas rotas de Blizzard y considerando que el juego ha salido incompleto. Por eso, ha terminado siendo uno de los títulos peor calificados de Metacritic.

No obstante, la existencia de esta remasterización ha motivado a algunas personas a probar por primera vez la historia y jugabilidad que ofreció Warcraft III en su época. Uno de los elementos más destacados del juego fue su entretenido modo multijugador, que mantenía enganchados por horas a los seguidores de Blizzard.

Si eres parte de ese grupo y decidiste jugar a Warcraft III: Reforged a pesar de las críticas, seguro de interesará conocer algunos consejos para que puedas comenzar en el modo multijugador y tengas alguna idea de qué hacer. Por eso hemos traído cinco consejos para que puedas comenzar a tener partidas contra otros jugadores:

También puede interesarte: ¿Quieres pedir un reembolso por Warcraft III: Reforged? así puedes hacerlo.

1 - Héroes: la columna vertebral de tu ejército

Jaina Proudmoore

Debes saber que en Warcraft III es un juego de estrategia en tiempo real (RTS) que te hará controlar ejércitos para tratar de derrotar militarmente al enemigo. Si lo que quieres es ganar, debes ser consciente qué miembros de tus tropas son los más poderosos. Este espacio lo ocupan sin lugar a duda los héroes.

No importa si estás jugando con los humanos, los orcos, los no-muertos o los elfos de la noche. Todas las razas tienen disponibles cuatro héroes únicos que pueden crecer en fuerza y cambiar la balanza de las batallas de una partida

Es muy necesario que al principio de la partida construyas el correspondiente altar de tu raza para comenzar a invocar a un héroe lo más pronto posible. Independientemente del que invoques, lo que necesitas es hacer que gane experiencia y suba niveles. Cada vez que suba un nivel, se hará más fuerte y ganará habilidades únicas.

Además de invocar a un héroe, deberás crear unos pocos soldados y hacer que caminen juntos por el mapa. Así, podrás buscar campamentos de monstruos enemigos neutrales para pelear contra ellos. Cuando los derrotes, el héroe ganará experiencia y recibirá un objeto que puede llevar en el inventario. Este puede ser un objeto consumible (pociones, pergaminos) o un objeto que aumente su fuerza.

Los círculos verdes del mapa son campamentos de dificultad fácil, los naranjas son dificultad intermedia, y los rojos son los más difíciles. Busca derrotar la mayor cantidad de campamentos para que tu héroe se haga más fuerte. Eso sí, trata no perderlo, y si tienes oportunidad de matar al héroe enemigo, hazlo. Estos pueden resucitar después, pero resulta un duro golpe para un jugador.

Ten en cuenta que a medida que avanza la partida, podrás invocar más de un héroe.

2 - Aprende qué debes construir primero

Sala de guerra

Cada raza tiene un funcionamiento distinto a la hora de organizar sus ciudades y comenzar a entrenar tropas. Esto lo tienes que hacer de forma ordenada y lo más mecánica posible para que no pierdas tiempo valioso en los primeros minutos del juego.

Sin embargo, tienen algunas cosas en común. Por ejemplo, desde un inicio debes construir el altar para crear héroes y un edificio para alojamiento y así crear tropas (granjas, casas, zigurats, etc). Después de esto, por lo general se construye el edificio militar estándar de la raza.

También deberás tener en cuenta que tendrás cinco trabajadores ocupando la mina de oro, y deberás crear más para recolectar madera hasta tener alrededor de seis o siete.

Aun así, debes buscar guías más exactas del orden de edificios y unidades que tienes que crear para así lograr mejores resultados.

3 - No desperdicies habilidades

Habilidades

Ten en cuenta todas las habilidades que empiezan a ganar tus héroes y algunas tropas especializadas de tu ejército. Si nunca las usas, estarás desperdiciando gran parte del potencial de tu raza.

Por ejemplo, en un combate teniendo un paladín es bueno que recuerdes sanar a tus soldados heridos mientras combates. De esta forma puedes evitar perder fuerza mientras peleas y tener más probabilidades de ganar.

Más allá de las habilidades, también puedes tratar de mejorar las estadísticas de tus soldados. Todas las razas tienen edificios donde se pueden mejorar las armas o las armaduras de los soldados. Vale la pena invertir tanto en el ataque y la defensa de tus tropas.

4 - Mantenimiento: cuando tu ejército es demasiado caro

Mantenimiento

En Warcraft III siempre ha habido un elemento que resulta algo incómodo para los jugadores. Se trata de un modificador llamado Mantenimiento.

El mantenimiento es un elemento que se activa según la cantidad de población que tengas en tus filas. Cuando no hay mantenimiento, cada trabajador de la mina de oro lleva 10 unidades del metal a tus arcas en cada viaje. Sin embargo, después de que empiezas a entrenar tropas, llega un punto en el que tienes que pagar un "impuesto" por mantenerlas. 

Después de pasar cierto umbral de población, el mantenimiento reducirá la cantidad de oro que recoges. En Warcraft III: Reforged se aplica un bajo mantenimiento cuando alcanzas el 50 de población. Este hace que cada trabajador produzca solo 7 de oro.

La situación empeora cuando superas 80 unidades de población. A este nivel tus trabajadores recogen solo 4 unidades de oro.

Lo aconsejable es que trates de no tener tantas tropas en un inicio porque de lo contrario tu economía se puede volver insostenible. Eventualmente necesitarás hacer un ejército más grande, pero mientras más puedas mantenerlo pequeño, es mejor. 

Deberás vigilar los movimientos de tus enemigos para no quedar con una fuerza de ejército demasiado reducida. Si él empieza a crear tropas, te tocará hacer lo mismo.

5 - Cada baja cuenta

Pelea

Cada unidad que mate el enemigo se suma en experiencia y, por lo tanto, más fuerza para sus héroes. Teniendo esto en cuenta, trata siempre de perder la menor cantidad de soldados posible.

Si crees que en una pelea tienes la desventaja, lo mejor es que te retires hasta tu base y vayas creando más tropas. Si una unidad está a punto de morir, trata de curarla o de retirarla de la pelea.

Es probable que los focos del enemigo se concentren en tu héroe, por lo que debes tener cuidado. Todos los héroes comienzan con un pergamino para teleportarse a sí mismo y las tropas cercanas a la base propia. Si crees que está a punto de morir, es mejor que uses el pergamino. Podrás comprar otro después, pero ten en cuenta que llegan a ser muy caros.

 

Para más novedades, no olvides seguir a TodoGamers en TwitterInstagramFacebook y Youtube.

Te puede interesar