TodoGamersTodoGamers

Reseñas y Análisis
Reseña: Sonic, una sencilla adaptación para toda la familia

Reseña: Sonic, una sencilla adaptación para toda la familia

Reseña: Sonic, una sencilla adaptación para toda la familia

El animal más rápido del mundo tuvo una buena llegada al cine, pero con baches en el camino.

18 Feb 2020 22:42Por: todogamers

Por Frank Reyes

Sonic es una de las figuras más reconocidas del mundo de los videojuegos, justo al lado de Mario con quien compartió una enemistad que terminó en cierta familiaridad amistosa que les aseguró encontrarse cada 4 años a competir en deportes.

La llegada de un personaje así tendría a más de uno a la expectativa respecto a su primera aparición en la pantalla grande y, a decir verdad, no fue decepcionante.

El rediseño valió la pena

Empecemos con lo más notable, el rediseño de Sonic. Desde el primer tráiler, los fans expresaron de forma vehemente su repudio hacia la apariencia del personaje que más que parecer una versión nueva del erizo, tenía más cara de una pesadilla febril y realista.

Diseño de Sonic compartido por el animador principal

El disgusto fue claro, Paramount decidió cambiar el diseño tan rápido como pudo y posponer el lanzamiento de la cinta. Esta probablemente fue de las mejores decisiones que tomó la empresa.

La apariencia de Sonic en la cinta es el punto casi perfecto entre lo caricaturesco del personaje y el realismo necesario para que no se vea incómodo al interactuar con los seres humanos. Tal aspecto del personaje fue necesario para que ciertas escenas se sientan realmente emocionantes o sentimentales según el caso.

Te puede interesar: Estos son los 5 mejores juegos de Sonic the Hedgehog

El cliché no falla

El enfoque que se tomó en esta película es ya un clásico en aquellas que juntan personajes creados en computador con personas reales. La criatura digital tiene un problema que no puede resolver por sí sola y acude a un nuevo amigo humano.

Esta propuesta reluce aún más por la actuación en la película que no evita hacernos sentir que James Marsden probablemente sea el mejor amigo que un personaje hecho a computador pueda tener (ya tiene experiencia en ello).

James Marsden nuevamente hablándole con cariño a la nada

La mecánica de amigos forjados por una aventura inesperada, aunque al inicio puede sentirse un poco forzada, con el tiempo se vuelve algo entrañable. Aunque no se puede decir lo mismo de otros personajes que no pueden sentirse más que un añadido únicamente necesario para avanzar la historia o hacer una broma cada tanto.

El peor caso sucede con Jim Carrey en el papel del científico Ivo Robotnik (alias Eggman), quien en ocasiones sí se siente cercano al clásico antagonista de los videojuegos, pero la mayoría del tiempo es el mismo Carrey actuando de la forma familiarmente egocéntrica a la que nos hemos acostumbrado.

Jim Carrey siendo Jim Carrey

Curiosamente es esa misma irrelevancia de los demás personajes la que permite que Sonic se lleve todo el crédito y al final de la cinta se llegue a un clímax necesario que llega a emocionar tanto a fans de la franquicia como a quienes recién conocen al personaje

Conoce también: James Marsden y Ben Schwartz, los grandes protagonistas de Sonic

Los juegos son una guía, no un molde

En este punto debo aclarar que soy un gran fan de Sonic, por lo que tengo una idea clara de cómo son sus videojuegos y la historia que se plantea en estos. Por eso mismo entiendo que traducir un relato como el de estos o sus contraparte en historietas era un trabajo complicado para resumir en dos horas promedio.

La solución que se tomó en el filme fue crear una historia propia con ciertos guiños apreciables por los fans de la franquicia y debo aceptar que fue una muy buena decisión. Ciertos detalles en el sonido o el aspecto visual se vuelven deleites que se disfrutan en pequeñas porciones.

¡Sí, la referencia está en la bandana!

Para aclarar un poco, en la cinta, la ciudad en la que se desarrolla toda la introducción se llama Green Hills, lo que es una referencia clara al primer nivel del videojuego: Green Hill zone; hasta ahí llegan las comparaciones en tal locación.

Te recomendamos: Sonic: los mejores juegos están en descuento por el estreno de su película

Casi toda la película se desarrolla de esa forma, elementos propios del juego adquieren nuevos significados que los seguidores aprecian y que los poco interesados asimilan como algo natural en la cinta.

Solo en contadas ocasiones pude encontrar elementos que me emocionaron por la posibilidad de una historia más elaborada y con más material prestado de los videojuegos, como es el caso de la escena post-créditos. 

Se ve cool, ¿no?

Al final del día no sentí que fueran necesarias más referencias, el trabajo de dirección se sintió bien hecho y con un ritmo interesante que encamina la experiencia hasta una grata conclusión. Acepto que la disfruté como una película agradable para pasar el rato.

El relato es el problema

Si algo relució por su calidad mediocre posiblemente fue el guión. Si bien inicia con una introducción interesante y llamativa, a la mitad se queda corto y es inevitable pensar que ciertas decisiones se tomaron por cuestión de tiempo.

Por ejemplo, nos plantean un personaje a quien nos sentimos inclinados a apoyar en su crecimiento personal y profesional, por eso es que siente muy errático cuando el mismo protagonista critica tal desarrollo y finalmente se siente aún peor cuando la reflexión pareciera ser que está bien abandonar sueños y soñar más bien bajo.

Escena graciosa con Sonic

Si se mira por escenas separadas probablemente es mejor. Cuando llega el momento de ver cómo un malentendido desencadena una escena graciosa, es más agradable cuando olvidamos temporalmente que eso llevará a una circunstancia con tonos algo más serios.

Finalmente, Sonic se siente más inmaduro de lo acostumbrado. Si bien él suele tener una actitud más asertiva y divertida, en este caso pareciera que el factor gracioso proviene es de una falta de sensatez. Esto no arruina la película, pero dejar un sinsabor extraño con la conclusión que se propone.

Lee también: El sello de Jim Carrey en Sonic the Hedgehog

Conclusión

Finalmente, esta cinta es un vaivén de puntos positivos y negativos que al final deja al espectador con un sentimiento de felicidad queda. No se trata de una oda a los videojuegos ni posiblemente el mejor filme basado en ellos, se destaca es por ofrecer las cantidades necesarias de entretenimiento para no alejarnos de la pantalla.

Es una buena película

Es esta misma simpleza la que me deja con la esperanza de que se pueda producir algo mucho mejor si una secuela llegara a ver la luz. Eso sí, abandonando las fallas ya mencionadas y ciertos anuncios publicitarios que se notaban totalmente forzados en la trama.

“Sonic, la película” es una cinta buena y entretenida. No busca ser algo más y está bien que sea así.

Para más reseñas no olvides seguir a TodoGamers en TwitterInstagramFacebook y Youtube.

Te puede interesar