TodoGamersTodoGamers

Novedades
¿Por qué le tienen miedo a los nuevos humanos artificiales de Samsung?

¿Por qué le tienen miedo a los nuevos humanos artificiales de Samsung?

¿Por qué le tienen miedo a los nuevos humanos artificiales de Samsung?

Neon promete llevar los asistentes virtuales a un nuevo nivel y de paso ofrecer una interacción "más humana".

9 Ene 2020 9:37Por: todogamers

Durante el Consumer Electronic Show (CES) de este año, la compañía surcoreana Samsung presentó un ambicioso proyecto que promete darle un toque "más humano" a los chatbots y llevarlos a un nuevi nivel. 

Neon es un desarrollo de "humanos virtuales" capaces de pensar, reaccionar y sentir emociones que les permiten relacionarse con las personas. 

Se trata de una serie de avatares digitales con apariencias idénticas a las humanas. Aunque por más realistas que luzcan, aún no convencen a muchos.

También te puede interesar CES 2020: este es el robot que se parece a BB8, de Star Wars

El proyecto Neon propone avatares virtuales de humanos generados computacionalmente a partir de imágenes de personas reales que se alimenta bajo un sistema de machine learning. 

Es decir, esta tecnología toma como referencia el aspecto y el comportamiento de cientos de humanos para lograr el mayor parecido posible. 

Neon Samsung

El objetivo de Neon es lograr una interacción con los humanos de la manera más naturalmente posible, pero más allá de ese objetivo la razón detrás de esta tecnología no es muy clara todavía. 

Sus creadores proponen que los humanos virtuales pueden servirles a las personas al ser ayudantes en hoteles, guías o instructures. 

También te puede interesar CES 2020: presentan el mejor monitor para 'gamers' del mundo

Sin embargo, Neon nos lleva a explorar el Valle Inquietante o Uncanny Valley, por su nombre en inglés. Esta es una teoría que plantea entre más se asemeje la apariencia y comportamiento de los robots a los seres humanos, más rechazo causarán entre las personas. 

Sophia the robot

Esta teoría ayuda a medir la reacción de las personas cuando tienen interacciones con robots. De esta manera, los fabricantes deben encontrar el equilibrio ideal entre que la máquina imite al ser humano, pero no demasiado.

Un ejemplo de esto es Pepper, un robot semi-humanoide fabricado por SoftBank Robotics cuyo aspecto evoca a un tierno ayudante que quiere mantenerse como robot y no imitar al hombre.

Pepper robot

Pero por más ambicioso que suene el proyecto de Samsung, su ejecución aún deja muchas dudas. 

Puede que sea cuestión de tiempo para que nos acostumbremos a convivir con avatares virtuales que cumplan con el objetivo de servirnos de ayudantes, o que como pasa con la robot Sophia, de Hanson Robótics, que cuando las personas interactúan con ella le hacen las preguntas más filosóficas posibles solo para poner a prueba su inteligencia artificial. 

Autor: María Paulina Arango Martínez 
Todogamers RCN 

Te puede interesar