Tercer Arquero, estamos pero no jugamos.
Futbol

Tercer Arquero: Un amor no correspondido

Al final y con cabeza fría, corroborando el sentido de las pasiones, recapacito, reconociendo que no es lo que los jugadores y el virus han hecho con el fútbol.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.Políticas de cookies