Lilian y Graciela ya no cuentan con el apoyo de Juan

Juan, aparte de declararle la guerra a David, pretende chantajear a Lilian  y a Graciela pidiéndoles una alta suma de dinero, a cambio de no hablar el señor Robles, pues las mujeres podrían quedar en la calle.