El estrés no se cura, el estrés se controla y se previene

Publicado por: TachoPistacho.com

El estrés no se cura, el estrés se controla y se previene

Por estar pensando en mis obligaciones, dejé a un lado mi alegría y estoy decidido a recuperarlo. 

Las actividades del colegio van aumentando con el pasar del tiempo, a esto se le suman las tareas y las obligaciones que tengo en mi casa. A lo anterior tengo que añadirle las fechas límite para los trabajos, los afanes del día, los inconvenientes sociales, etc; por lo tanto, esto tiende a generar tensión en mí.

Puede que algunos adultos no me crean, pero cuando les digo que tengo estrés, es porque es verdad. Me preocupo por tener todo a tiempo, por hacer mis tareas, por adelantar trabajos, por tender mi cama, por muchas cosas y aún así siento que no me alcanza el tiempo.

Con todo esto que me ha estado pasando he visto un deterioro en mi forma de ser, ya que suelo ser un chico normal, con mucha alegría y me han dicho que siempre tengo una sonrisa en mi rostro, pero de un tiempo para acá he estado bajo de ánimo por todo lo que he vivido.

Lee también: ¡Llegaron los exámenes!

Inmediatamente busqué ayuda con mis padres ya que llegué a un punto en el cual la presión de todas las cosas no me dejaba estar bien de salud. Al hablar con ellos nos propusimos metas en familia para que esto me ayude a bajar el estrés que estaba sintiendo.

Como primera medida me propuse a equilibrar mis obligaciones, ya sean académicas o cotidianas, con lo que me gusta hacer en mis tiempos libres. Está bien dedicarme a hacer tareas, pero también es válido hacer una pausa para distraer la mente y así no acumular tensión.

La organización para cumplir con los trabajos es vital cuando tenga que entregarlos en fechas establecidas. Si me organizo para saber en cuales días puedo adelantarlos, lograré tenerlos a tiempo y no estar como loco haciéndolos de afán un día antes de la entrega.

Alimentarme bien es una buena manera de alejar el malhumor y por ende estar estresado. Consumir bebidas que contengan demasiada azúcar y tener como fuente de energía alimentos que no contribuyan a mi salud pueden ser perjudiciales.

Lee también: Los dictados, una herramienta para mejorar mi escritura

Dedicarle tiempo al ejercicio hará que mi estado físico y mental estén más relajados. Con la actividad física puedo generar diferentes sustancias en mi cuerpo que también le beneficiarán a mi mente.

Por último, y no menos importante, la hora de dormir es fundamental. No es lo mismo descansar 3 horas que 8 y más cuando sé que tengo que ir a estudiar. La idea de ir a dormir es ir a descansar, no pensar en nada y conseguir un sueño profundo que me permita recargar energía para las actividades del día siguiente.

Aprender a controlar el estrés significa que tendré que planear cosas nuevas para afrontar los retos que se me avecinan, además, podré ver los problemas con perspectiva en vez de ignorarlos y trabajar en ellos para llevar mi vida, y la de mi familia, con más tranquilidad.  

Mira las sorpresas que Tacho Pistacho tiene para ti aquí, y disfruta de la franja infantil todas las mañanas durante los fines de semana por RCN Nuestra Tele. ¡Puedes ser parte de nuestra comunidad en redes sociales! Facebook, Instagram y Youtube: @Tachopistachotv  

 

Compartir