TodoGamers

Resident Evil Village, reseña: La consolidación de la renovación

La octava entrega de la franquicia llega con una propuesta que continúa con lo hecho en Resident Evil 7: Biohazard, aunque expandiéndola.

05 May 2021 10:01:00Por: SuperTrending
Resident Evil Village, disponible en consolas de PlayStation, Xbox y PC

Resident Evil Village, disponible en consolas de PlayStation, Xbox y PC

Pocas sagas de videojuegos pueden darse el lujo de decir que sus entregas han logrado adaptarse a diferentes formatos, mecánicas y argumentos en sus títulos canon. Resident Evil es una de esas privilegiadas, arrancando su saga con juegos con cámara fija, luego en tercera persona y ahora en primera persona. La apuesta por la renovación le puede costar, pero también dar la posibilidad de extender su legado.

También puedes leer: Mes de grandes juegos: estos son los lanzamientos en mayo

Así fue como renovó su tradición con Biohazard y ahora con Village apunta a continuar, consolidar y demostrar que su mundo se puede adaptar para ofrecer diferentes experiencias, dejando a los zombis de lado para extender la trama a monstruos, brujas, hombres lobo, horrores psicológicos y mucho más.

Quien se interese por esta nueva entrega de Resident Evil debe tener claro que los videojuegos también tienen la obligación de evolucionar, explorar y entregar a sus fanáticos más de lo que los enamoró, pero con elementos que se adapten a las mecánicas e historias actuales.

Village, horror y ritmo

Quien escribe estas letras estuvo en una cueva aislada de Resident Evil. Desde las entregas de PlayStation 1 nunca me había acercado a la saga y aunque conocía de la renovación, y de lo mal que salieron los RE 5 y 6, no tocaba un juego desde hace un buen tiempo. Pero llegar a Village fue una sensación grata. Capcom te recibe con un resumen de lo sucedido en RE 7 y eso te hace sentir cómodo para asumir la historia. Aunque me perdí de la experiencia de Biohazard, entiendo sus argumentos y personajes a los que ahora tendré al lado.

Ehtan Winters es un padre de familia que quiere alejarse del horror que vivió con la desaparición de su hija, y ahora viviendo en Europa con su esposa y su nueva hija, Rose, tiene una vida un poco más tranquila. Hasta que todo se va al carajo, Chris Redfield ataca su casa y se lleva a su hija. Luego aparece en una villa y nuevamente tiene que emprender su búsqueda enfrentando los horrores de ese lugar.

Lee también: Cinco cosas que debes saber sobre Resident Evil Village antes de su lanzamiento

La experiencia la asumiremos siempre desde su perspectiva, seremos él en el viaje, por lo que esta cámara nos permitirá vivir más cerca esos miedos y también esa valentía que lo caracteriza, aunque con poca profundidad (pero eso ya lo veremos más adelante). La cámara en primera persona le da a RE un mundo inmenso de posibilidades, teniendo un mejor equilibrio entre la acción y el horror, algo que antes estaba más inclinado a lo primero.

El ritmo de juego va muy acorde a la tensión que necesitamos de un survival horror, no estamos ante un Left 4 Dead, sino ante un tipo de juego más pausado, que nos pondrá a prueba con algunos puzles y luego también nos enfrentará a una variedad de enemigos. Este punto es uno de los más interesantes de Village, porque la gama de rivales es muy amplia, algunos más osados como los hombres lobo, otros más lentos como algunas criaturas en el castillo de las vampiras y unos que parecen invencibles sobre el final del juego. Así que nunca terminas de adaptar una táctica fija y tus acciones se irán acomodando a la situación, la poca munición y la armas que tengas. Eso sí, escapar puede ser una de tus opciones, porque no siempre será necesario matar a todos o no siempre podrás.

Los puzles están bien llevados, no son imposibles, pero algunos te pedirán que mires con calma el espacio en el que estás, ya que las respuestas las verás en cosas que parecen paisaje, pero no lo son. Es un toque bien interesante y algo que caracteriza a la saga. Además de sus entornos laberinticos, que tiene gran diversidad.

Hablando del entorno, la villa es un lugar horrible, en el que nadie quisiera estar, desolado por el miedo de sus habitantes, que se esconden de Miranda, la líder del lugar. Mientras que los monstruos se apoderan de las casas y las zonas para cada jefe están bien definidas, con diferentes temáticas y acorde a cada ‘hijo’ de Miranda, que tienen sus poderes específicos.

Este es uno de los puntos que más ambigüedad me genera Village. Su diseño de niveles está bien marcado, su dificultad va subiendo y todo se comporta bien en respuesta a ese entorno. Pero no se puede negar que la línea mecánica es la misma para los cuatro puntos a los que tenemos que ir: un base (casa, cueva y fabrica), puertas cerradas, puntos a desbloquear para abrir esas puertas, alguien nos persigue en algún momento, hay pisos y calabozos y al final matar al jefe que siempre tiene un punto débil, por lo que habrá un patrón para matarlo. Una formula que no está mal, pero que repetirla cuatro veces agota y sobre el final se siente denso estar dando vueltas para abrir una puerta, que nos permite abrir una puerta para salir por la puerta que nos lleva a una puerta final.

Miranda y sus cuatro hijos

Lee también: Resident Evil Village: Requisitos mínimos y recomendados para PC

… ¿Y la historia?

Todo este gameplay de buen ritmo, puzles, disparos, jefes, horrores y demás está bien acompañado, a pesar de que al inicio la historia parece la misma de RE 7, incluso Ethan mencionaba varias veces estar viviendo lo mismo, aquí hay un misterio que sobre el final le dará sentido a todo el viaje, un recurso que le da ese toque de misterio y el giro para sorprendernos.

¿Y lo hace bien? El entorno en el que se juega Village es realmente sofocante y da miedo vivir una experiencia así, sin ser un juego de terror que te hará saltar de la silla, pero si te angustiará y sobre todo sentir horror y repulsión por lo que estarás viendo. Hay terror sobre fantasmas, de vampiros, de ese que da asco al verlo y uno con toques más de suspenso.

En RE 8 estaremos ante un pueblo que es liderado por una mujer llamada Miranda, quien tiene a nuestra hija y nuestra misión será rescatarla. En el camino debemos derrotar a sus cuatro ‘hijos’ y así poder regresar a casa.

Una historia que se acopla a la acción, pero que nunca termina de mostrarnos a Ethan, que, a pesar de estarlo tenerlo en primera persona, no lo conocemos bien, en el juego su único deseo es salvar a su hija y está lleno de rabia, pero una persona es más que eso, es más que ir adelante y solo disparar, sus miedos son efímeros. Y aunque el juego quiere asustarnos, el personaje no logra transmitirlo y ahí hay una desconexión grande. Ethan nunca se angustia, siempre va hacia adelante, nada lo afecta, parece inmune a los horres que tiene a su alrededor, es casi un superhéroe y no un padre de familia.

Ahí el juego se rompe, porque su objetivo es hacernos sentir incomodos por las situaciones y enemigos que estamos enfrentando, pero la relación entre jugador y personaje no existe. Y a pesar de que el giro sobre el final nos explicará muchas de las características de Ethan no es suficiente para justificar las 10 horas en las que casi solo tuvimos a un hombre que tenía armas en sus manos y solo busca a su hija.

Miranda y sus cuatro hijos son personajes interesantes. Sin embargo, Miranda es alguien que casi solo toma relevancia en el último cuarto del juego, aunque sea el gran enemigo a vencer, porque no se explica su poder y todo es un misterio, sé que ese es el objetivo y la tensión de la historia, pero ella es solo algo que nos interesará ya en el remate de todo.

Mientras que sus hijos tienen una amplia gama de características, unos con miedos y temores, y otros con odios y rencores. Son seres que están allí por obligación y deben hacer caso a su madre, por lo que se siente esa tensión y allí es donde vamos a ver la mayor influencia de Miranda en los tres primeros cuartos de Village.

La visita al castillo de Lady Dimitrescu

Lee también: Resident Evil Re:Verse no se lanzará en el estreno de Village

Entonces… ¿Resident Evil Village vale la pena?

Claro que sí. Es un juego que tiene mucho por dar. Su jugabilidad está claramente marcada opr un ritmo frenético por momentos y pausado por otros, no solo es ir disparando por todo el mapa, sino pensar movimientos, resolver puzles, recolectar ítems, vencer enemigos y vivir experiencias diferentes por todos los puntos y temáticas.

Su historia tiene mucho por ofrecer también, es un misterio interesante a resolver y cuando entendemos la trama hay una gran satisfacción por lo que nos ofrecieron. Aunque algunos personajes quedaron a deber, especialmente los protagonistas como Miranda, desaparecida en el 70% del juego, e Ethan, que parece un hombre inmune al miedo y eso se vuelve un problema cuando el juego busca crearnos tensión.

Los fans de la saga se llevarán una gran satisfacción con Village, la renovación logró su consolidación y es una entrega digna de lo que significa la franquicia. Pero eso sí, este no será el final de esta historia.

Escrito por: Juan Diego Ríos, TodoGamers

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies