TodoGamers

Lost in Random, reseña: Un combate diferente y un arte destacado

El juego de EA Originals llega con una propuesta interesante de ver, digna de un estilo relacionado a Tim Burton.

10 Sep 2021 10:12:12Por: SuperTrending
Lost in Random, reseña: Un combate diferente y un arte destacado

Lost in Random, reseña: Un combate diferente y un arte destacado

Imagina un mundo en el que todo lo que pase a tu al redor suceda gracias al azar. Que al cumplir 12 años debas lanzar un dado y según el número que obtengas tu vida quedará definida para siempre. Pues, con esas premisas llega Lost in Radmon, un juego con un tono muy de las películas de Tim Burton, con un combate diferente y una gran baraja de personajes. 

Lee también: Reseña de Road 96: cuando la política es el juego

Este título llega de manos del estudio sueco Zoink Games creadores de Flipping Death y Stick it to the man!, por lo que ya sabemos por dónde va la cosa, al ser un entramado de situaciones fantasiosas, con un diseño gótico, un humor muy característico y que al final siempre tendrás en mente la frase: “¡Es horrible, me encanta!”. 

¿Qué es y cómo funciona Lost in Random? 

EA Orginals es un parte del estudio norteamericano en el que ofrecen apoyo a estudios independientes y de ahí han salido joyas como It Takes Two. Así que, aunque Lost in Random venga con el sello de EA, al final conserva esa esencia de juego independiente y eso se nota en algunos aspectos jugables limitados, pero también en esa libertad creativa para ir siempre más allá de las ideas. 

Lee también: Reseña de Madden 22: ¿es un juego para todos? ¿tiene cambios?

El juego nos pode en el mundo de Azar, un reino gobernado por la Reina, en el que la suerte decide el futuro de los niños al cumplir 12 años. Así que una niña llamada Impar debe lanzar el dado negro al llegar a esa edad y al sacar un seis tendrá que irse con la Reina, por lo que su hermana Par decide emprender un viaje para rescatarla, aunque muchos ya creen que esté perdida. 

Este camino nos llevará por distintos lugares del reino, descubriendo personajes y superando desafíos gracias a la ayuda de nuestro amigo Dadielo, a quien conoceremos en el viaje y nos dará la opción de entrar en combate al combinar su poder como dado con unas cartas que nos otorgarán armas, curaciones, escudos, habilidades y ventajas, todo dictado por el azar. 

De esta forma iremos avanzado, mejorando nuestras cartas, aprendiendo más del mundo que nos rodea y de los personajes, todo en un entorno muy gótico, lleno de criaturas extrañas y situaciones que volarán la imaginación. 

Lost in Random

¿Pero cómo resulta toda esta mezcla? 

Lost in Random es un juego que entra por su apartado estético, eso será lo primero que nos cautive y nos lleve a pensar que estamos viendo una película de Tim Burton o algo como Caroline. Pero sin duda, ya en el gameplay, lo que rompe todo es el combate, que es lo mejor que tiene esta experiencia. 

Lee también: Crash cumple 25 años: Cinco datos curiosos de su nacimiento

Si alguna vez has querido entrar a juegos de cartas, pero crees que son muy abrumadores, aquí hay un buen arranque. Porque la aventura de Par nos lleva con mucha calma a entender cómo funciona el sistema, que no es nada complejo, para ir definiendo de mejor forma nuestra baraja y aunque hay una gran cuota de suerte, una buena elección de deck nos permitirá depender menos del azar, ya que el combate funciona a través de las cartas, que algunas tienen armas, escudos, curaciones y demás.  

Pero para poder usarlas primero debemos recolectar una serie de gemas, que obtienes de pegarle a los enemigos con tu cauchera, para llenar el mana y lanzar el dado, que sacará un número y dependiendo de esto podremos jugar una carta de ese valor. Entonces, si sacamos un tres, podemos usar tres cartas de valor 1, o una de 1 y otra de 2, aunque habrá más variaciones al existir algunas que no tienen costo u otras que reducen el de las demás cartas. 

Esto permite que cada enfrentamiento sea diferente, ya que la suerte te puede llevar a que tu mano de cinco cartas solo tenga cartas de curación y escudo, sin quedarte con qué atacar y debas volver a recolectar mana para ver sí en la próxima mano la baraja te da mejor suerte. 

Aquí radica el fuerte el juego y la gran variante frente a los demás. Sin embargo, hay un exceso en el combate que se vuelve desgastante, entonces después de derrotar a un jefe final, puede que en el siguiente pasillo tengas que volver a pelear... ¿y por qué? No hay razón, solo los enemigos aparecen y ya está. 

Eso con el paso de las horas cansa, aunque no deja de ser divertido pelear, armar estrategia y dejar que la suerte defina tus jugadas. Ya que el resto del juego se centrará en dos aspectos: explorar y hablar con personajes. 

Estas dos últimas cosas le bajan la nota a Lost in Random. Si bien la exploración está bien medida, no es premiada con coleccionables variados y solo queda por recoger monedas para comprar más cartas, así que hay poca motivación para hacerlo. Y el otro punto, de conocer personajes y desarrollar la historia, no tiene el mejor ritmo, por momentos las conversaciones se vuelven lentas y poco trascendentales, así que te encontrarás al inicio con ganas de conocer a los NPC, pero luego preferirás ir directo al grano de la historia principal. 

Adicionalmente, la trama inicial parece solo una excusa para movernos por el mapa, ya que el juego no se enfoca en develar muchos misterios y Par se convierte en la mensajera de todos, haciendo favores a cualquiera y para avanzar a un lugar debes ayudar a un personaje en específico, eso te llevará a otro favor y eso a otro, siendo un hilo agotador que solo parece puesto para alargar la trama. Porque al final el juego sufre de lo mismo de Resident Evil Village, y es que el objetivo final solo queda para eso, para el final, no hay un desarrollo durante el gameplay y sabemos que la mala es mala cuando ya vamos acabando. 

En resumen: ¿Lost in Random vale la pena? 

Es de esas aventuras que todos debemos vivir. Tiene un combate exquisito y diferente por la estrategia que se debe asumir, y el juego lo sabe al punto de sobreexplotarlo, aunque luego se vuelve algo negativo. Pero, además cuenta con una estética muy marcada que a muchos enamorará y personajes muy bien construidos, con historias interesantes por conocer (a pesar de lo lentas que son las conversaciones) y mucho carisma para diferenciarse. 

Sin embargo, puede que se vuelva desgastante el hecho de hacer favores y favores a cuanto personaje nos lo pide, y que esto sea una condición para avanzar, así que aquí puede estar la falencia más grande del juego si buscas un entramado más desarrollado, ya que por momentos son micro historias que quedan atrás y solo importa la tuya. 

Escrito por: Juan Diego Ríos, TodoGamers

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies