TodoGamers

"Life is Strange: True Colors", un videojuego valiente en emociones y sexualidad

Nuevo estudio, nueva heroína, pero la misma apuesta por una narrativa valiente y emotiva.

11 Sep 2021 19:18:08Por: SuperTrending
Life is Strange: True Colors

Life is Strange: True Colors: videojuego de emociones y sexualidad / Foto: Life is Strange: True Colors

Nuevo estudio, nueva heroína, pero la misma apuesta por una narrativa valiente y emotiva. La saga de videojuegos "Life is Strange" vuelve con una nueva entrega que da una mayor importancia a los personajes LGTB+.

Lee también: Los videojuegos censurados tras los atentados del 11 de septiembre

Con el subtítulo de "True Colors", este juego narrativo propone encarnar a una mujer joven, con la habilidad especial de conocer los sentimientos de otras personas, que está investigando la muerte de su hermano en un pequeño pueblo de Colorado (Estados Unidos).

A medida que avanza la historia, el jugador dispondrá de cierta libertad para establecer amistadas y relaciones sentimentales con otros personajes, independientemente de su sexo.

"Queríamos realmente seguir reivindicando a personajes homosexuales en Life is Strange", explica a la AFP Jon Zimmerman, director narrativo en Deck Zine, el estudio detrás del título.

Este juego se estrenó a nivel mundial el viernes 10 de septiembre en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S y los servicios Steam y Stadia (ordenador). La versión para Nintendo Switch saldrá a finales de 2021.

El primer "Life is Strange", desarrollado por los franceses DontNod, llegó a las tiendas en 2015 y vendió tres millones de copias.

Entonces impresionó por su sensibilidad y representación creíble de personajes LGTB+, algo poco habitual hasta ese momento en el mundo de los videojuegos.

"Para mí Life is Strange supuso un punto de inflexión", reconoce Mai Torras, desarrolladora en un estudio en Buenos Aries y fan de la serie. 

"En 2015 aún no había salido del armario. El juego me permitió darme cuenta de muchas cosas. Sentirse representado es importante", asegura. 

Tras el éxito comercial y de crítica del primer juego, la saga continuó con una precuela en 2017 y una secuela en 2018.

Lee también: La próxima prueba del multijugador de Halo Infinite ya tiene fecha

Presencia de la homosexualidad 

La compañía japonesa Square Enix, editora del juego, confió el desarrollo de la tercera entrega a Deck Nine Games, que ya había hecho la precuela.

Abordar cuestiones como la homosexualidad o los sentimientos humanos en profundidad "es una de las cosas más difíciles de hacer", reconoce Zimmerman, "ya que esto puede estar relacionado con un trauma o un dolor".

Durante años, la representación de personajes LGTB+ quedó limitada a juegos independientes y las grandes producciones apostaban por modelos más estereotipados. 

Pero esto cambió en los últimos años y así quedó reflejado con el personaje de Ellie en "The Last of Us: Parte II", considerado uno de los mejores videojuegos de 2020.

Sin embargo, la representación  de la homosexualidad generó grandes polémicas en este medio. 

La compañía Ubisoft renunció a mostrar relaciones homosexuales en "Assassin's Creed Odyssey", la entrega ambientada en Grecia de su famosa saga, lo que generó una gran polémica y obligó a su director creativo a disculparse.

"Representar la sociedad tal como es" 

"Pienso que cada vez hay más creadores y creadoras de videojuegos que se dan cuenta de que tienen un impacto en la sociedad y que hace falta representar la sociedad tal como es", explica Elizabeth Maler, coautora de "A Normal Lost phone", un juego francés lanzado en 2017 y que trataba sobre las identidades trans.

No obstante, esta visión inclusiva suele confrontarse con las reticencias de algunos jugadores más conservadores, que solo por este motivo suelen poner críticas negativas.

"No juego a un videojuego porque me impone la ideología de otros", se puede leer en algunos comentarios sobre "Life is Strange: True Colors" en Steam, la famosa plataforma de venta en línea.

Aunque muchos estudios intentan incluir una mayor diversidad en sus producciones, esta no se ve reflejada entre su personal.

"Continuamos siendo una industria muy sexista y que puede ser racista", lamenta Elizabeth Maler, que fundó en 2019 Abiding Bridge, una pequeña compañía de apoyo a creaciones independientes.

Lee también: God of War Ragnarok será el final de la saga en la mitología nórtica

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies