Tendencias

Espionaje ruso en Europa: funcionamiento y métodos

Vladimir Putin presidente de Rusia / AFP

Vladimir Putin presidente de Rusia / AFP

Durante las últimas décadas se ha podido evidenciar varios escándalos protagonizados por parte del equipo de espionaje del Kremlin.

07 Abr 2021 15:02:05Por: SuperTrending

Los servicios de inteligencia rusos, que gozaban de una sólida reputación, experimentaron un fuerte resurgimiento de su actividad en Europa en los últimos años, pero las disputas entre Moscú y los occidentales acaban saliendo cada vez más a la luz.

Te puede interesar: Niño migrante rompe en llanto tras ser abandonado en frontera de EE. UU.

Italia anunció la semana pasada la expulsión de dos funcionarios rusos tras la detención de un oficial de la marina italiana cuando entregaba a un militar ruso documentos reservados. Muchos diplomáticos rusos acusados de espionaje fueron expulsados en los últimos meses de Bulgaria, Holanda, Austria, Francia, República Checa. Moscú reaccionó de manera recíproca en cada caso y denunció acusaciones sin fundamento y "rusófobas".

"La inteligencia rusa ha adoptado una mentalidad de guerra. Piensa que se trata de una batalla existencial por el lugar de Rusia en el mundo", estima Mark Galeotti, escritor especializado en asuntos de seguridad rusos. En su opinión, 2014 fue un año clave. "La revolución en Ucrania, para [el presidente ruso] Vladimir Putin, fue una operación de la CIA y del MI6" británico.

Te puede interesar: Lo que sí puede hacer en la cuarentena general de Bogotá

Según Andrei Soldatov, jefe de redacción del sitio ruso Agentura.ru, especializado en asuntos de inteligencia, "piensan que la menor acción occidental, como criticar las violaciones de derechos humanos o el trabajo de periodistas extranjeros, puede provocar una revolución".

De hecho, los servicios secretos rusos van más allá, del soborno de espías o de la corrupción a funcionarios extranjeros, que llevan a cabo todas las grandes potencias. En 2018, el ex agente doble Serguéi Skripal fue objeto de un intento de asesinato por envenenamiento en el Reino Unido. Un año después, un hombre sospechoso de actuar a las órdenes de Moscú mató en Berlín a un ex combatiente rebelde checheno.

Los occidentales acusan actualmente a Rusia de haber envenenado con un agente neurotóxico de tipo Novichok a Alexéi Navalni, el principal opositor a Putin que logró recuperarse tras pasar cinco meses de convalecencia en Alemania. A su regreso a Rusia, fue encarcelado.

¿Son entonces todopoderosos los servicios rusos? No realmente. Navalni y Skripal sobrevivieron y sus atacantes fueron desenmascarados. Además, una mujer murió y un policía resultó herido de gravedad en el ataque en el Reino Unido. La plataforma de periodismo de investigación Bellingcat identificó además a una docena de agentes, al detectar prácticas recurrentes en la creación de falsas identidades por la inteligencia militar (GRU) y los servicios de seguridad (FSB).

Te puede interesar: Maluma y su afición por la bici. ¡Es todo un escarabajo!

Mijail Liubimov, un coronel retirado de los servicios soviéticos KGB, lamenta la "degradación ideológica" de los agentes y subraya un contexto geopolítico desfavorable. Antes de la caída del Muro, había "poderosos sindicatos y partidos de izquierdas en los que podíamos apoyarnos", recuerda.

Andrei Soldatov describe por su parte unos servicios corrompidos y debilitados por miedo a las purgas. "Al apostar por la entrega de los agentes en lugar de la profesionalidad (...), se obtienen espías dóciles, pero incompetentes".

Del mismo modo, el hecho de que estos eventos salgan a la luz plantea interrogantes. Hubo un tiempo en que estos escándalos se solucionaban lejos de las cámaras, pero ahora, ya no se trata de la debilidad, sino de la comunicación. -AFP-

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies