Tendencias

Feria Buró vuelve a estar en el ojo del huracán: a la luz nuevo caso de maltrato

Una joven que trabajó en la feria Buró a finales de 2019 habló con Supertrending para contar su historia.

19 Jul 2021 14:30:09Por: SuperTrending
María Alejandra Silva Buró

Nuevo caso de maltrato por parte de María Alejandra Silva, cofundadora de la Feria Buró.

El escándalo que sacudió la semana pasada a la feria Buró sigue teniendo varios capítulos. Y esto porque después de lo revelado por el joven Pablo Matiz, extrabajador del evento, salieron a la luz varios testimonios de otros antiguos empleados que sufrieron algún tipo de maltrato por parte de los organizadores.

Te puede interesar: ¡Trapitos al sol! revelan VIDEO de María Alejandra Silva, cofundadora de Buró golpeando a un hombre

Una de esas historias es la de Mariana Baena, una joven que fue parte del staff de Buró en su edición de diciembre de 2019, y quien, por una enfermedad en sus ojos, recibió burlas y humillaciones y hasta un despido injustificado por parte de María Alejandra Silva y Martha Soto (hija y madre), fundadoras de la popular feria.

“Trabajar en Buró ha sido una de las peores experiencias de mi vida. Tuve que pasar por situaciones humillantes. Me hicieron demasiado daño emocional y psicológico, me trataron de forma despectiva, me discriminaron por una condición que tengo en mis ojos que no impedía para nada que cumpliera con mis funciones”, confesó la extrabajadora del evento en diálogo con Supertrending.

Lee también: Las camas anti sexo de Tokio-2020 triunfan en las redes

“Yo estaba trabajando con ellas en la oficina y en donde iba a ser directora de pabellón, pero ellas me cogieron un día y me dijeron que no me creían capaz de asumir este cargo por la condición de mis ojos. Yo me defendí y les dije que estaba en todas las capacidades de asumir este cargo, pero ellas insistían en que no. Además, me hicieron pasar por situaciones muy humillantes, como por ejemplo llegar con antelación a las instalaciones de la feria para recorrer el espacio y que no me fuera a caer, porque no querían pasar ninguna situación vergonzosa en frente de los expositores o visitantes. Me preguntaban que cuántos dedos alcanzaba a ver, e incluso, a veces me solicitaban hacer algún trabajo y me decían ‘ah, mentira, tu no porque no ves’", contó Mariana acerca del maltrato sufrido.

Después de esas situaciones, la joven reveló que las organizadoras “decidieron bajarme de cargo y me pasaron a la entrada de la feria, en donde estaba encargada de recibir a los visitantes que querían ingresar al evento, porque pensaban que ahí no había posibilidad alguna de que se pudiera presentar alguna situación penosa al frente de los expositores o visitantes”.

Mira acá: Mujer lanzó a su hija desde un segundo piso para salvarla de las llamas

En este nuevo puesto, fue en donde Mariana vivió otra situación que fue el detonante de su estadía en Buró. Primero, fue regañada por María Alejandra al darle prioridad a un grupo de personas de la tercera edad ya que la feria no cuenta con una fila prioritaria. Pese a eso, Mariana repitió el mismo gesto ahora con una madre con bebé en brazos, cosa que enfureció a María Alejandra Silva, quien se acercó y le dijo “te espero en 5 minutos en la oficina”.

Mariana acató la orden de su jefe. Fue a la oficina y allí, una asistente de staff le comunicó que estaba despedida de la feria.

Puedes leer: Los famosos que se unieron a los reclamos de la Feria Buró

“En el momento en el que pasaron las dos situaciones en la fila del evento, yo emocionalmente estaba agotada. Yo no podía más y seguía parada solo para no darles el gusto de renunciar, porque yo sabía que eso era lo que ellas querían. Mis compañeros eran consientes y habían sido testigos del maltrato que recibí por parte de ellas, sin embrago era tanto el medio que sentíamos por María Alejandra, que nadie era capaz de decir alzar la voz y enfrentarse”, añadió.

Sobre Buró, Mariana señaló que no tiene nada que criticar, todo lo contrario, aplaude el objetivo de visibilizar pequeños y medianos emprendimientos colombianos que buscan, con mucho esfuerzo, mayor exposición en el mercado.

Lee también: El trabajo de Bad Bunny y J Balvin antes de ser famosos

Para finalizar, la joven afirmó que su reflexión sobre todo lo que está ocurriendo sobre el trato de las fundadoras de la feria con sus empleados es que “cuando uno comete un error, debe reconocerlo, agachar la cabeza y pedir perdón. Las organizadoras del evento deberían mirarse a ellas mismas desde una perspectiva diferente, en donde sean consientes del daño que le han hecho a un montón de personas que han tenido que pasar por experiencias similares o peores a la mía, y tomar acciones que eviten que se repitan situaciones como estas”.

Por: Santiago Clavijo Merino / @santiagocm96

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies