Tendencias

Barbero al parque: la iniciativa que lo sacó de la crisis en pandemia

Herman James buscó cambiar la vida de las personas en pandemia y ahora es uno de los íconos de Nueva York.

12 May 2021 09:56:32Por: SuperTrending
Barbero de Central Park 2021

Barbero al parque en Nueva York / AFP

Poco después de que el coronavirus confinara a Nueva York hace más de un año, Herman James tomó sus tijeras, salió a la calle y se creó una nueva identidad: el barbero de Central Park.

Te puede interesar: Un médico con honores rechazó ofertas millonarias y ahora ayuda a la gente de su barrio

Un año después el negocio marcha viento en popa para este hombre de 33 años, el único peluquero del pulmón verde de Manhattan y una nueva atracción en el parque conocido por sus músicos, bailarines de hip hop y patinadores de música disco.

"Me encanta ser un pionero y tener un monopolio", dice James entre dos cortes en su nuevo negocio, una silla plegable bajo una pérgola cubierta de follaje cerca del memorial a John Lennon en Strawberry Fields.

Tras un trayecto de 45 minutos desde su hogar en Brooklyn, James abre su pequeña valija con ruedas, saca las tijeras, la maquinilla de cortar pelo y un espejo y los cuelga en ganchos de la pérgola de madera con vista a un lago donde los neoyorquinos se pasean en bote.

Coloca los productos para el cabello en fila en el piso, y tiende una capa sobre la silla. No hay un poste rojo, blanco y azul, típico de las barberías en Estados Unidos, pero desenrolla un cartel en el que se lee: "El barbero de Central Park: ¡cortes de pelo gratis!".

Te puede interesar: Bombero cedió su mascara de oxígeno a perrito atrapado en incendio

James comenzó a ofrecer cortes gratuitos de cabello y de barba en el parque en mayo de 2020, cuando las restricciones a raíz de la pandemia cerraron de manera temporaria todos los comercios no esenciales de Nueva York, incluido el negocio donde trabajaba.

Esperaba que los cortes dieran a los neoyorquinos una ayuda en tiempos difíciles y confiaba en que mostrarían su aprecio con donaciones. Los clientes usualmente le pagan lo que cuesta un corte en una barbería de la Gran Manzana, entre 20 y 30 dólares, aunque James ha recibido propinas que van desde los dos a los 200 dólares.

"Decidí tomar la iniciativa", dijo James al recordar su aventura.  "Agarré mi silla, mis herramientas, y las coloqué a la vista. Simplemente me quedé ahí a ver cómo reaccionaba la gente. A los 10 minutos llegó un hombre y se sentó".

Te puede interesar: Lucas Villa: las redes se inundaron con mensajes de #LucasVive

"Cuando la gente vio que se estaba cortando el cabello, eso atrajo a todo el mundo. ¡Ya habían pasado 90 días de pandemia y todos lo necesitaban urgente!". La idea de James causó inicialmente cierta confusión con las autoridades del parque. "Esta fue la primera vez que vieron algo así. No había permisos o solicitudes. No sabían mucho qué hacer conmigo", recordó.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies