Salud y Vida

Diabetes infantil, emergencia pediátrica más común en Colombia en la pandemia

La enfermedad es catalogada por la Organización Mundial de la Salud, OMS, como la puerta a dolencias más severas como las cardiovasculares.

21 May 2021 08:49:08Por: SuperTrending
Diabetes infantil

Diabetes infantil. /Pixabay

Existen mitos sobre la nutrición adecuada que debe proporcionarse a un niño para garantizar su óptimo desarrollo físico, emocional y cognitivo. Padres y cuidadores asumen esta responsabilidad basados en sus tradiciones familiares o hábitos de consumo, desconociendo los valiosos conceptos que un profesional de la salud - pediatra, nutricionista- puede aportar con plena conciencia al desarrollo del menor.

Le puede interesar: Colombia contra el Covid-19: el país supera los ocho millones de personas vacunadas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, la falta de actividad física, la ingesta de comidas a deshoras, el consumo de bebidas azucaradas incluyendo jugos naturales, grasas saturadas y aderezos, hacen parte de los alimentos que promueven una peligrosa enfermedad que año a año cobra la vida de más de 17.000 niños que frente a los ojos de sus padres, inexpertos en la materia, desarrollan síntomas de diabetes infantil, la puerta a dolencias severas, costosas y hasta mortales.

Según la Federación internacional de Diabetes, en el mundo hay más de 1,1 millones de niños menores de 20 años con diabetes tipo 1 en el mundo. La información publicada en el Atlas de la Salud 2020, destaca que el número de diagnósticos anuales crece en 128.900 casos, mientras que los casos infantiles por diabetes tipo 2 son imposibles de calcular en la actualidad.  

La diabetes tipo 1, explica el documento, está causada por una reacción autoinmunitaria en la que el sistema inmunitario del organismo ataca a las células beta del páncreas que producen insulina. Como consecuencia, el cuerpo no produce la cantidad de insulina suficiente y deriva en otras dolencias que aumentan los riesgos sobre la vida de los infantes y de los costos para el sector salud, estimados en USD825.000 millones.  

También lea: EE. UU. ofrece incentivos en efectivo para vacunarse contra el covid-19.

Por su parte, la diabetes tipo 2 está relacionada con la “resistencia a la insulina”, lo que quiere decir que la hormona no es eficaz, lo que deriva en una producción de insulina inadecuada porque las células beta pancreáticas no cumplen con la demanda.

La Médico Pediatra y Directora Científica de la Fundación Mariana Novoa, Doctora Olga Lucía Baquero, destacó que Colombia no ha sido ajena a esta situación, pues según la experta, la diabetes infantil se convirtió en la emergencia pediátrica más común desde que comenzó la pandemia de LA COVID- 19, por cuenta de la responsabilidad que los padres tuvieron que asumir frente a la alimentación de sus hijos sin la conciencia del bien o el mal que hacían mientras formulaban un menú para desayunos, almuerzo y cenas.

“La nutrición es tan importante para un niño en sus primeros años de vida, que la misma puede condicionar el comportamiento de un menor en su colegio, en su hogar e incluso su visión del mundo, dado que, al carecer de las vitaminas, nutrientes e incluso de actividad física, se condiciona la salud del infante y su actitud frente a situaciones cotidianas de la vida”, explicó la especialista.

Información entregada a la opinión pública por la Asociación Colombiana de Diabetes, previó a la pandemia, destacó que previo a la pandemia, 15.660 niños padecían esta enfermedad, evidenciando una vez más que la obesidad es uno de los mayores problemas de salud pública del siglo XXI. Sin embargo, en la actualidad no se han consolidado o revelado las cifras de 2020 por cuenta de los esfuerzos concentrados en superar la pandemia de la COVID-19.

Además: 400 mil víctimas en el mundo que recibieron prótesis mamarias ilegales serán indemnizadas.

Según la experta que lidera el área de salud en la Fundación Mariana Novoa, los padres y cuidadores de niños menores de 14 años deben estar prestos a detectar síntomas relacionados con los cambios repentinos de peso de sus hijos, mojar la cama, vomito constante, ansiedad por comer, constante sed, exceso de sueño, falta de concentración y dolor abdominal, pues son las señales de una diabetes a temprana edad.

“Para muchos padres de familia, los domicilios y la comida frita se convirtieron en la manera más práctica de cumplir a sus hijos con el desayuno, almuerzo y cena, puesto que las obligaciones laborales sumadas a los quehaceres diarios del hogar y a la atención requerida por sus niños, relegaron a un último punto en la agenda, la preparación de los alimentos”, destacó la Doctora Baquero, quien también diseña, enseña y promueve y las estrategias de alimentación saludable en los hogares de 115 niños en condiciones de vulnerabilidad en Altos de Serrezuela.

 

Recomendaciones

Los responsables de la salud de los niños en sus respectivos hogares deben entender que la diabetes infantil representa compromisos adicionales a los que asumen los padres con niños que no sufren esta enfermedad; compromisos que les ayudarán a sus pequeños a vivir con normalidad mientras generan hábitos que les garanticen bienestar.

“La diabetes infantil puede manifestarse de diversas maneras en la vida de los niños, según su variación (tipo 1 – tipo 2) y según las condiciones relacionadas con los hábitos que rodean al infante, motivo por el que padres y cuidadores deben apresurarse a llevar su hijo al médico y formularle al profesional de la salud las siguientes preguntas:

¿Qué tipo de diabetes tiene mi hijo?

¿Qué debe comer mi hijo?

¿Mi hijo necesita medicamentos para la diabetes?

¿Debo medirle el nivel de glucosa en la sangre a mi hijo?

¿Debo llevar a mi hijo con un educador sobre la diabetes?

¿Debo llevar a mi hijo con un endocrinólogo pediátrico?

Una vez cuenten con esta información, los responsables del niño podrán estructurar hábitos de alimentación apropiados y crear con certeza absoluta una rutina que permita que el menor pueda desarrollarse plenamente, destacó la especialista.

 

La nutrición como la educación comienzan por la casa

La etapa entre los seis y los catorce años es determinante para la conformación del páncreas, órgano encargado de regular los niveles de insulina en la sangre y que se forma con base en una óptima nutrición del individuo, motivo por el que, seguir al pie de la letra las recomendaciones del especialista, además de un consumo responsable de alimentos en el hogar, mejorarán la salud de los niños y su entorno.

La Doctora Baquero destacó algunos productos que se deben incluir en la dieta de los menores con el objetivo de fortalecer su sistema inmunológico y crear buenos hábitos alimenticios que los blinden contra este tipo de enfermedades.

- Agua

- Es la bebida más saludable que se puede suministrar a un niño para calmar su sed.

- Canela:

- Varios estudios demostraron que la canela tiene la capacidad de reducir los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina.

- Frutas:

- Las fresas son ricas en antioxidantes y reducen los niveles de colesterol e insulina después de una comida. También mejoran el nivel del azúcar en la sangre y disminuyen los factores de riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas en personas con diabetes tipo 2.

- Suministra frutas sin procesar (jugos) ya que se convierten en azúcar y pierden la mayoría de sus propiedades.

- Proteína:

- Granos, pescado, pollo, carne,

- Grasas:

- Aceite de oliva extra virgen (sin calentar), aceite de coco no refinado, grasas de pescado, aguacate, huevo pasado por agua.

- Vegetales:

La espinaca, la col rizada y otros vegetales de hoja verde son buenas fuentes de diversas vitaminas y minerales, incluida la vitamina C.

La directora científica de la Fundación Mariana Novoa recordó que entre el 2 % y el 8% de los niños que padecen diabetes tipo 1 mueren al inicio de la enfermedad debido a la falta de diagnóstico oportuno, motivo por el que la supervisión visual, la conciencia paternal sobre la importancia de este tema y un diagnóstico temprano, pueden salvar la vida de un menor expuesto a esta enfermedad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies