Salud y Vida

Síndrome dismórfico: ¿obsesión sin satisfacción con la belleza física?

Una voz experta nos explica este síndrome que a muchas personas ha hecho invertir millones en sus cuerpos.

13 May 2021 07:57:00Por: SuperTrending
¿Qué es el síndrome dismórfico?

Síndrome dismórfico, causas y tratamiento

Las cirugías plásticas hacen parte de uno de los mercados más importantes en el sector de salud y belleza. El doctor Ricardo Botache, cirujano plástico, nos cuenta que hay unos casos que generar muchas reacciones diferentes. Los pacientes que sufren de síndrome dismórfico y las consecuencias de esta patología.

¿Conoces a alguien que no esté satisfecho con alguna parte de su anatomía corporal? Probablemente todos tenemos alguna parte de nuestro cuerpo que queremos mejorar, la nariz, el mentón, las mamas, los glúteos, las manos, etc. Algunos tomamos la decisión de actuar y realizarnos algún procedimiento para mejorarla, pero: ¿Qué pasa cuando nos obsesiona ese detalle de nuestro cuerpo?

Te puede interesar: Consejos expertos: ¿qué hacer con la impotencia sexual?

Se define como trastorno dismórfico corporal a esa preocupación excesiva por uno o más defectos percibidos en la apariencia física y los cuales no son evidentes o son levemente visibles a otras personas. Esta preocupación provoca una angustia clínica significativa o un deterioro en el desempeño social, laboral, académico o de otros aspectos funcionales.

Además los pacientes despliegan conductas repetitivas y excesivas, como por ejemplo: Mirarse mucho al espejo, comparar su apariencia con la de otras personas. Asistir a múltiples valoraciones estéticas por un mismo motivo, todo en respuesta a su preocupación por la apariencia. El Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) es una entidad psiquiátrica, descrita por primera vez en 1891 por el italiano Enrico Morselli, quien acuñó el término dismorfofobia.

Lee también: Atención, Bogotá: estas son las nuevas medidas y cierres por el coronavirus

Como muchos otros trastornos psiquiátricos, pasaron décadas hasta que sus criterios diagnósticos quedaron estandarizados y no fue hasta 1987 cuando la Asociación Psiquiátrica Americana incorporó esta entidad. Desde entonces el término dismorfofobia ha entrado en desuso, siendo reemplazado por el de Trastorno Dismórfico Corporal (TDC). Es frecuente, en las consultas de los cirujanos plásticos de todo el mundo, que acudan pacientes que ya se han sometido a varias cirugías estéticas previas en otros centros y que siguen solicitando ser operados de nuevo para conseguir su ideal de perfección.

Este fenómeno ha producido una extensa discusión entre cirujanos plásticos que sostienen que los pacientes con TDC no se verían beneficiados por los procedimientos quirúrgicos propios de esta especialidad, ya que los defectos que ellos perciben no se van a modificar dada su naturaleza imaginaria. Es cuando las personas con TDC inician una ronda por varios centros de Cirugía Plástica o Estética, realizándose múltiples procedimientos, sin quedar nunca satisfechos con el resultado.

Las partes del cuerpo que más frecuentemente se pueden encontrar relacionadas con el TDC, están la piel, el pelo, la nariz, el abdomen, los dientes, el peso corporal (Asociado a todos los trastornos alimenticios) y los senos en las mujeres. En estos casos, si el paciente se opera, es muy probable cerca de un 95% que el paciente vea su resultado como inadecuado y que "no es perfecto" y siga sin satisfacer y siga exagerando y considerando como problema un rasgo que muchos consideran como normal.

Te puede interesar: Colombia contra el coronavirus: baja fuertemente número de muestras

Para todo procedimiento quirúrgico o no con fines estéticos, es necesaria una valoración previa con el especialista quien resolverá las dudas al respecto y además aterrizará las expectativas que se tienen y se pueden lograr con el tratamiento. Además en la consulta se puede valorar si hay signos de tcd y derivar o remitir con un especialista de salud mental.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies