Salud y Vida

¿Por qué las mujeres han sido las más afectadas emocionalmente en la pandemia?

Según la psicóloga clínica Catalina Velandia, la sobrecarga en las labores domésticas y el cansancio son algunas de las causas.

¿Por qué las mujeres han sido las más afectadas emocionalmente en la pandemia?

Las mujeres deben cumplir con el trabajo, tareas domésticas y bienestar de sus hijos /shutterstock

04 May 2021 12:53:40Por: SuperTrending

Sin duda alguna, La pandemia de la Covid-19 ha impactado fuertemente entre la población colombiana y mundial. Sin embargo, expertos aseguran que en el caso de las mujeres, la presión ha sido más evidente, al tener que cumplir con sus tareas cotidianas y domésticas.

Lee también: ¿Cómo fortalecer la salud mental de los colombianos en pandemia?

Para Catalina Velandia, psicóloga clínica y docente de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, Colombia sigue siendo patriarcal y las mujeres asumen más carga en el hogar.  “Se torna difícil trabajar y hacer las labores domésticas en el mismo lugar. Las mujeres no solamente ejercen sus profesiones u oficios, sino que también se encargan de cocinar, limpiar, mercar y ser profesoras o acompañantes de sus hijos en los procesos académicos virtuales”, afirmó.

La también especialista en pedagogía nos cuenta también cuáles son las señales o síntomas que presenta la mujer en esta época de pandemia, cómo se le puede dar manejo a la situación y que consecuencias psicológicas trae para la salud mental si no se controla a tiempo.

Te puede interesar: Colombia y la dificultad de vacunar en los pueblos aislados

¿Cuáles son las señales o síntomas que presenta la mujer?

Entre los más evidentes según la docente en psicología están: la sobrecarga doméstica, la falta de energía, cansancio permanente, frustración y cambios emocionales en el día. Esto desde luego genera mayor irritabilidad, impaciencia, pérdida de control en ocasiones y en algunos momentos poca cercanía o distancia con las personas con las que interactúa cotidianamente.

Adicionalmente, pueden tener más dificultades para concentrarse y por ende invierten más tiempo en cumplir una tarea que usualmente ejecutaban en menos tiempo y de forma más efectiva, pueden presentarse dificultades para tomar decisiones y perdida de atención con facilidad. También se presentan cambios en hábitos como el sueño, alimentación o dolores de cabeza, pérdida de peso, problemas digestivos o de piel. 

Puede ser de tu interés: Colombia contra el coronavirus: el país se acerca a las dos millones de segundas dosis aplicadas

¿Cuáles son los nuevos roles que ha tenido que enfrentar a causa del confinamiento?

Las mujeres ya cumplían con tareas laborales y académicas antes de la pandemia, durante ella, multiplicaron sus roles. La situación es peor para quienes son madres, que además de todo, deben ser amas de casa, trabajadoras, profesoras, mamás, pareja, cuidadoras, entre otros. Todos los roles se reúnen en el mismo espacio físico, lo que puede generar una peor sensación de agobio,  agotamiento y desbordamiento físico y emocional. 

¿Cómo darle manejo a esta situación sin desesperar?
  • Establecer horarios para cada uno de los roles, tener clara la jornada laboral (no excederla) y establecer tiempos para desarrollar las demás actividades, como se hacía antes de la pandemia. 
  • Respetar las horas de sueño, alimentación y descanso en general. 
  • Distribuir actividades del cuidado del hogar para que quienes viven en casa ayuden con su mantenimiento.
  • A nivel laboral, delegar actividades o buscar alternativas de modificación de las formas de trabajo, que no afecten la meta, pero si pueda llegarse a ella de otras formas. 
  • Procurar tener un espacio delimitado para las actividades, es decir no es adecuado trabajar en el mismo espacio donde comemos o donde dormimos. 
  • Atender las señales físicas. Es importante retomar hábitos saludables, mantener las horas de sueño necesarias, cuidar los alimentos que ingerimos y realizar actividad física regular. 
  • No descuidar la emoción, mantener las redes de apoyo con familia y tener espacios de esparcimiento individuales o con otras personas así sean de tipo virtual.
  • Mantener hobbies o actividades placenteras y considerar aprender otras como meditación, yoga o cualquier pasatiempo que pueda ser relajante o agradable. 

Puedes leer: Una escuela prohíbe vacunarse a los maestros citando falsos argumentos

En conclusión, es importante generar cambios en las rutinas y los hábitos, además de contar con una red de apoyo, el pronóstico se volverá complejo llevando a estados emocionales alterados como ansiedad o depresión, conductas de riesgo por pérdida de control o poco ajuste a las actividades laborales o de otra índole que pueden repercutir en la finalización de la actividad laboral. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies