Reseñas y Análisis

Ellie y Abby, dos personajes femeninos para romper el molde

La historia de los videojuegos tiene un montón de personajes femeninos, aunque muchos siguiendo un patrón desgastado. En The Last of Us se da un paso adelante.

08 Mar 2021 13:35:28Por: SuperTrending
Ellie y Abby, dos personajes femeninos para romper el molde / Sheridan-J

Ellie y Abby, dos personajes femeninos para romper el molde / Sheridan-J

Hablar del rol de la mujer dentro de los videojuegos incluye muchas vertientes, ya que con el paso de los años su lugar dentro del desarrollo de juegos, como directivas, jugadoras, presentadoras, periodistas y personajes como tal, ha ido cambiando y evolucionando, aunque la industria no ha sido ajena a los ideales sociales a los que normalmente están expuestas las mujeres: como la sexualización, la victimización, discriminación y en general subordinación de su papel.

También te puede interesar: Xbox muestra sus planes para celebrar el Día de la Mujer

Sin embargo, siempre hay excepciones y referentes que rompen la regla, demostrando que estas idealizaciones negativas se pueden superar para mostrar la amplia gama de posibilidades que pueden ofrecer.

Así que para conmemorar el Día de la Mujer y al mismo tiempo celebrar las buenas propuestas, hablemos de The Last of Parte 2 y especialmente del molde que rompen Ellie y Abby, las dos protagonistas. Eso sí, será imposible hablar de este tema sin hacer spoilers, así que si no lo has jugado quedas advertido.

Ellie y Abby, ya no más princesas a rescatar

Es innegable que la industria ha sexualizado a las mujeres desde siempre, el caso de Samus y la posibilidad de irle quitando su traje como opción adicional a desbloquear en Metroid es un ejemplo con años de referencia, cuando incluso todo se medía por pixeles. Después el caso de Tomb Raider y las protagonistas de Resident Evil, que debían cumplir con una figura y un estereotipo claro para salvar al mundo en tacones, escotes y vestidos cortos.

También te puede interesar: Día de la mujer: ¿Cómo protegerse de los ataques y acosos web?

Los ejemplos serían infinitos, así como los típicos de la doncella en peligro que debemos rescatar tipo Peach y Zelda, aunque esta última ha ido cambiando notablemente y ahora es una princesa que dejó de estar simplemente en peligro para también ser una guerrera y una defensora de su pueblo.

Pero más allá de dejar de ser las princesas a rescatar o de tener que cumplir con el estereotipo físico, Ellie y Abby rompen el molde por la forma en que se muestran como personajes que sufren, que son vengativas, que aman y que tiene una fuerza propia intangible.

Estos aspectos son los que les permiten dar el paso adelante, porque normalmente las protagonistas de los videojuegos suelen ser heroínas valientes, casi perfectas y las salvadoras del mundo, tipo Aloy o recientemente Zelda (y no es que esto esté mal). Pero todas esas características más cotidianas son interesantes de ver en un juego del calibre de The Last of Us.

Y no es que solamente Ellie y Abby lo hayan hecho en los videojuegos, pero para este caso las tomaremos a ellas como referencia.

Dos mujeres con las que identificarse

Ellie y Abby son dos personajes similares, aunque no lo parezcan. Por un lado está Ellie con las inseguridades de no saber qué vida vivir después de haber sido interrumpido su gran objetivo de salvar al mundo cuando era niña, y al mismo tiempo tener que llevar el peso de la desconfianza y el rencor por quien era la persona que más amaba en el mundo (Joel), para luego cargar con su brutal muerte y la imposibilidad de perdonarlo, que se disfraza en venganza.

Lee también: ¿Por qué son las mujeres el blanco principal para el ciberacoso?

La orientación sexual de Ellie es un tema más dentro de su vida y eso es algo fantástico que hace el juego, porque, aunque algunos le moleste, que sea una mujer homosexual no cambia en nada su cotidianidad, sus sentimientos, amores y desamores. Eso permite romper ese otro molde de centrar su lesbianismo en un problema o en un privilegio, para hablar de otros temas más importantes en el juego, como debe ser.

En el bando de Abby, que carga con la idea de vengarse de la muerte de su padre (y luego lo logra), también tenemos a una mujer que está descubriendo su nueva vida, la que ahora tiene sin ese peso y la que intenta ordenar al estar enamorada de un hombre que ya está con otra persona y tiene una familia. Todo esto mientras conoce otros personajes que le cambiarán la vida, la llevarán a otros lugares para encontrar otros objetivos: vivir tranquila.

Al contrario de Ellie, Abby tiene que convivir con las dudas de su orientación sexual, especialmente de nosotros los jugadores, porque ella rompe el estereotipo de cintura pequeña y cuerpo delgado, para mostrar una figura imponente, musculosa, fuerte y carente de “feminidad” para “parecer un hombre” (decían muchos). Todo esto tiene un giro interesante, porque desde la argumentación del personaje se construye esa narrativa, su cuerpo responde a su historia, a su sed de venganza, su preparación y su carácter fuerte para mostrar a una mujer vulnerable, con dudas y amable, que muchos se niegan a ver por sus músculos.

De esta forma es cómo se rompen los moldes. Los estereotípicos físicos seguirán estando por mucho tiempo (tristemente), porque venden y no es algo que solo pase en los videojuegos. Pero ir más allá de esa parte física es fundamental, para mostrar a los personajes femeninos como esas mujeres reales del día a día, que son villanas y heroínas de sus historias, que se superan y sufren, son fuertes y débiles, que tienen dudas y son arrolladoras. Feliz día a todas y gracias por inspirarnos.

Lee también: La curiosa forma en la Naughty Dog se basó para hacer una escena clave en The Last of Us Parte 2

Escrito por: Juan Diego Ríos, TodoGamers

Síguenos en Google News y haz de Todogamers tu fuente de noticias favorita.
Para más contenido relacionado te invitamos a seguir a TodoGamers en: TwitterInstagramFacebook y Youtube.

TE PUEDE INTERESAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies