Más Deportes

Una lección de humildad para Bryson DeChambeau

El estadounidense llegó confiado a Augusta, pero el campo lo puso en aprietos y su protagonismo se desvaneció rápidamente.

15 Nov 2020 13:39:18Por: SuperTrending
Bryson DeChambeau. / AFP

Bryson DeChambeau. / AFP

El mundo del golf estaba atento a Bryson DeChambeau, quien se alejó cerca de un mes de la competencia para ganar algunos kilos, sumar velocidad a sus impactos y darle más rapidez a la bola, algo que comprobó haber logrado en las rondas de practica previas al inicio del Masters, donde demostró estar jugando un nuevo golf, alcanzar a volar obstáculos que parecían imposibles en un momento y, por eso, hasta llegó a asegurar que, para él, el de “Augusta National Golf Club es un campo par 67”.

Lee también: Buen inicio de Juan Sebastián Muñoz en el Masters de Augusta

Sin embargo, estas declaraciones parecieron no tan favorables después de la primera ronda, cuando apenas pudo bajar dos golpes el par de la cancha y ese 67 pareció distante, pese a que, lógicamente, pegaba más largo que el resto de los competidores, volaba árboles y jugaba líneas nunca antes vistas en este mítico lugar.

En la segunda jornada la historia se repitió, un triple bogey en su tercer hoyo, bogeys y birdies por doquier y un +2 que lo dejó en par cancha para pasar el corte con lo justo, transformaron esas palabras previas al torneo en burlas que aparecían de todos lados, señalamientos sobre esa “prepotencia” con la que llegó a enfrentar el campo más mítico en la historia del golf y una clara lección para un jugador que todavía tiene mucho por dar a este deporte, pero que, en esta ocasión, se equivocó. 

Enterese de la información del golf colombiano y mundial en Nación Golf.

Después del corte y en las rondas finales, las cámaras empezaron a apuntar hacia otros lados, Dustin Johnson que demostró por qué es el número uno del mundo en la actualidad, un Rory Mcilroy que en silencio cambió la historia y tras terminar bajo par el primer día, le dio la vuelta a su juego y se metió dentro del Top 10 y junto a ellos dos algunos otros nombres que no pegan de vuelo más de 360 yardas, pero sí supieron llegar en silencio para pelear este torneo, donde el campo se protege y hablar cuesta caro. 

Los números seguirán dándole una ventaja a Bryson DeChambeau y seguro que en diferentes campos sabrá sacarles provecho, sin embargo, esta no fue la ocasión y el físico, que tiene todo muy estudiado, se salió de control, habló de más y pagó las consecuencias, pese a lo cual, jugó el fin de semana

Puede leer: La semana más especial del año: llegó el Masters de Augusta

Por: Federico Arboleda - Director de Nación Golf  

TE PUEDE INTERESAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies