Fútbol Internacional

“La pelota no se mancha”, el recordado discurso de Maradona en su despedida del fútbol

“La pelota no se mancha”, el recordado discurso de Maradona en su despedida del fútbol en el estadio La Bombonera.

25 Nov 2020 12:10:01Por: SuperTrending
Maradona en su despedida del fútbol

“La pelota no se mancha”, el recordado discurso de Maradona en La Bombonera / Foto: AFP

Diego Armando Maradona, niño de un barrio pobre de Buenos Aires convertido en uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, falleció este miércoles a los 60 años de un paro cardíaco.

Lee también aquí: Fallece el astro del fútbol Diego Armando Maradona

Este hombre contradictorio y arbitrario, desafiante e ingenioso, machista, amigo leal y enemigo temible, se hundió y renació mil veces para trascender el universo de la pelota.

Nacido el 30 de octubre de 1960, vivió su infancia en Villa Fiorito, un barrio muy pobre de la periferia de la capital argentina donde comenzó a destacarse por sus maravillas con la pelota.

Casi dos décadas después, se consagró como estrella universal del fútbol, cuando con la cinta de capitán de la selección argentina alzó la copa del Mundial de México-1986. Fue allí donde anotó sus goles más famosos: el polémico de la 'mano de Dios' y el mejor de la historia de los mundiales, ambos frente a Inglaterra en cuartos de final (2-1).

En Argentina, Maradona despertó devoción y pasiones al punto de crearse la Iglesia Maradoniana, que lo considera su dios.

Maradona disputó 676 partidos y anotó 345 goles en sus 21 años de carrera, entre la selección y los clubes.

Lee también aquí: Maradona y sus altibajos de salud

Dio sus primeros pasos con los 'cebollitas', la cantera de jugadores de Argentinos Juniors, con el que debutó en Primera División con 15 años, el 20 de octubre de 1976. Pasó a Boca Juniors (1981-1982), donde logró un título de liga. Transferido al FC Barcelona (1982-1984), luego siguió su carrera en el Nápoles de Italia (1984-1991), del que fue ídolo absoluto. Pero el 17 de marzo de 1991, su adicción a la cocaína le  costó su primera suspensión por 15 meses.

La vuelta fue en el Sevilla de España (1992-1993) y de allí el regreso a Argentina con un breve paso por Newell's Old Boys en 1993. Luego vendría el Mundial 1994 y la segunda sanción, hasta la vuelta a su amado Boca, donde colgó definitivamente los botines el 25 de octubre de 1997, cinco días antes de cumplir 37 años.

En una memorable despedida en 2001, en una 'Bombonera' colmada de hinchas, Maradona aludió a sus adicciones: "Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha".

Lee también aquí: ¿Por qué Maradona cambió la historia del fútbol?

TE PUEDE INTERESAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies