Eliminatoria Sudamericana

La pelea del ‘Tino’ con Chilavert y más momentos de tensión entre Colombia y Paraguay

04 Oct 2017 13:42:57Por: SuperTrending

Quizá no es un clásico suramericano. Seguramente no representa tanto como un Brasil-Argentina. Sin embargo, el duelo Colombia-Paraguay ha suscitado momentos de tensión por cuenta de peleas o discusiones.

El primer momento de esos se produjo en la Copa América de 1975, sin sede fija. En ese evento, colombianos y paraguayos chocaron en Asunción por el grupo C. Hasta ahí todo normal, todo bien. Lo extraño ocurrió en el desarrollo del encuentro cuando el arquero Ever Almeida, del cuadro local, armó una pelea, al parecer, porque Ernesto Díaz lo increpó durante la celebración de su gol.  

Fue tal la pelea que incluso la policía tuvo que ingresar al terreno de juego. No obstante, y en lugar de reducir el conflicto, lo avivó más al agredir a otros jugadores colombianos; incluso el técnico Efraín Sánchez fue víctima del exceso de fuerza de las autoridades.

Al final, el árbitro se vio obligado a suspender el juego. Posteriormente, la Conmebol le otorgó el triunfo al cuadro tricolor, que igualmente estaba arriba en el marcador 1-0 cuando se generó la trifulca.   

La segunda vez

Tan solo 14 años después y con nuevos protagonistas, cafeteros y guaraníes volvieron a pasarse de revoluciones. Esta vez ocurrió en disputa de la segunda fecha de las Eliminatorias rumbo a Italia 1990.

El partido transcurría de manera normal, hasta que el árbitro Hernán Silva empezó a inclinar la balanza a favor de Paraguay. Primero por su incapacidad de controlar el juego fuerte de los jugadores guaraníes y segundo por la injusta expulsión de Leonel Álvarez. Pero la gota que rebasó la copa fue el penalti sancionado en el minuto 94.

Fue allí cuando los futbolistas colombianos no aguantaron más y arrinconaron al juez, provocando el ingreso de las autoridades para controlar el problema. Hubo golpes de todos lados, hasta que la paz volvió. Al final, Paraguay se impuso por 2-1.

El peor momento

El tiempo se encargó de sanar las heridas… Eso hasta que José Luis Chilavert, provocador por naturaleza, suscitó el momento más tensionante en la historia de los duelos Colombia-Paraguay. Aconteció camino a Francia 1998, cuando el portero paraguayo escupió a Faustino Asprilla, éste le respondió y el árbitro acabó mostrándole la tarjeta roja a ambos.

Herido en su orgullo, Chilavert se acercó al banco de suplentes colombiano y le propinó un puño en la cara al ‘Tino’.  Molesto por la situación, Víctor Hugo Aristizábal corrió hacia el guardameta y de manera acrobática le lanzó una patada. De ahí en más reinó el caos con insultos, intercambio de golpes, la intervención de la policía...

Por fortuna, la calma regresó al estadio Defensores del Chaco. Ya en lo deportivo, el juego se saldó 2-1 a favor del dueño de casa.

DeportesRCN.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies