Deportes RCN

Juegos Olímpicos Tokio 2020: estas son las reglas del tiro con arco

Conozca la prueba en la que participa Valentina Acosta.

27 Jul 2021 09:45:00Por: SuperTrending
Valentina Acosta

Valentina Acosta /AFP

El objetivo del tiro con arco es simple en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: disparar flechas lo más cerca posible del centro del blanco. Las dianas de tiro con arco Olímpico tienen un diámetro de 122cm con una serie de 10 anillos de puntuación concéntricos, separados en cinco colores. El color interior, el dorado o amarillo, obtiene diez o nueve puntos. Los 'dieces' miden solo 12,2cm de diámetro, aproximadamente el tamaño de una manzana. Los arqueros disparan al blanco desde una distancia de 70 metros, que supone más o menos el ancho de dos aviones de medio alcance puesto el uno al lado del otro.

Le puede interesar: Tokio 2020: agenda de los colombianos para este martes 27 y madrugada del miércoles 28.

No hace falta decir que esta tarea exige una habilidad considerable con el arco, pero también es un deporte en el que la más mínima distracción puede llevar a un error, lo que hace que la fuerza mental sea la clave de la victoria. Los mejores competidores pueden disparar con una precisión extraordinaria mientras mantienen la concentración en las situaciones más estresantes.

El tiro con arco se remonta a unos 10.000 años atrás, cuando se utilizaron por primera vez los arcos y flechas para la caza y la guerra, mucho antes de que se convirtiera en una actividad competitiva en la Inglaterra medieval. Hay varias variantes, incluyendo el tiro con arco con diana, donde los competidores disparan a blancos en un terreno plano; y el tiro con arco de campo, que se concreta en disparar a blancos a distancias variables y a menudo desconocidas, en terrenos accidentados, como bosques. Solo el primero de ellos es deporte Olímpico, y se practica en más de 160 países de todo el mundo.

También lea: ¡Se puede tener sexo! Diego Palomeque desmiente las camas "anti sexo" de Tokio 2020.

Modalidades y presión

La competición de tiro con arco comienza con una competencia preliminar o ronda de clasificación el día de la Ceremonia de Apertura. 64 hombres y 64 mujeres lanzan 72 flechas cada uno, con los que se posicionan en el ranking del primer al 64º lugar. Luego se compite en enfrentamientos entre ellos por parejas dependiendo de la clasificación. Es decir, el primero se enfrenta al del puesto 64, el segundo contra el 63, y así sucesivamente.

Esta ronda eliminatoria hace que el perdedor abandone la competición y el ganador avance a la siguiente fase, hasta que dos atletas quedan para disputar la final por la medalla de oro. Los dos perdedores de la semifinal compiten por el bronce.

Estos enfrentamientos se deciden mediante un sistema establecido: cada set consta de tres flechas. El atleta con la puntuación más alta en el set –con el total de sus tres flechas- recibe dos puntos de set. Si los atletas están empatados, cada uno recibe un punto de set. El primer atleta con seis puntos de set gana el juego.

Además: Una casa y 655.000 dólares para la primera campeona olímpica de Filipinas.

Si hay un empate después de cinco sets (con un marcador de 5-5), cada atleta dispara una sola flecha. El atleta cuya flecha aterrice más cerca del centro del blanco gana el juego. Si ambos consiguen un diez, se dispara una nueva flecha.

En las categorías por equipos también se utiliza este sistema, pero, en lugar de usar tres flechas, cada selección masculina y femenina cuenta con seis flechas, y en las selecciones mixtas, con cuatro. El primer equipo con cinco puntos de set gana el partido. Si hay un empate después de cuatro sets (con un marcador de 4-4), cada atleta de cada equipo o de cada selección mixta dispara una sola flecha, alternativamente. El equipo que consiga la máxima puntuación, gana. Si aún así la puntuación sigue igualada, consigue el triunfo el equipo o selección mixta que tenga una flecha lo más cerca del centro de la diana.

Este formato de competición genera una serie de situaciones que demandan fortaleza física y mental. Antes de soltar cada flecha, los arqueros deben calmar su ritmo cardíaco, aumentar su concentración y superar sus nervios. La tensión física y emocional inspira a algunos arqueros a rendir al máximo mientras que otros luchan contra una presión implacable.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies