Deportes RCN

Jenny Arias, la colombiana de los puños de plomo que seguirá dando de qué hablar

Nació en el Valle del Cauca, pero creció en Pereira. Le gustan los deportes que no castiguen por golpear. Perfil.

27 Jul 2021 21:33:51Por: SuperTrending
Jenny Arias

Jenny Arias se despidió de Tokio 2020 / AFP

Nacida en el Valle del Cauca, pero adoptada por Pereira, los puños de Jenny Arias tienen plomo. En la vida nunca le falto nada a ella ni a sus siete hermanos, pero sí crecieron con ese don de la lucha, con ese pensamiento de salir adelante, con esa idea loca de ser los mejores en las vidas que les tocó.

Arias, de 24 años, se la ha pasado la vida golpeando sacos de boxeo. Fue el deporte que le apasionó y al que llegó por no requerir tanta inversión, más allá de unos tenis, una camisa tipo esqueleto y una pantaloneta.

Mira acá: Jenny Arias se despidió de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 con las botas puestas

Me gustan las disciplinas rudas y agresivas. Que no te sancionen por golpear. Soy deportista apoyada. He vivido del boxeo profesional por varios años, y además he sostenido ese pago”, le dijo Arias a Señal Deportes, en una entrevista.

Muchas veces se tuvo que enfrentar a señalamientos por creer que el boxeo es un deporte para hombres. En su familia cuando comenzó tampoco la veían con buenos ojos, pero era lo que ella quería. Desahogar cualquier mal sentimiento contra un saco de boxeo o llevar su vida y alegría en el ring.

A los 14 años dio sus primeros golpes de derecha cruzada, pegó unos buenos uppercut. Los hizo en el Coliseo Menor, de Pereira, al que llegaba a pie y luego de una enorme travesía para cumplir la cita con sus sueños.

“Es uno de los deportes más duros y más completos. No me dejo llevar por lo que dicen y lo hago por amor. Además, me permite mantener mi figura”, añade Arias.

 

Lee también: Valentina Acosta quedó eliminada en los 32avos de final del tiro con arco

Jenny Marcela Arias Castañeda, campeona nacional, panamericana y conntinental en los 54 kg, seguirá dando de qué hablar pese a quedar a un paso de conseguir medalla en los Juegos Olímpicos Tokio 2020tras perder por decisión unánime con la filipina Nesthy Petecio, pues el objetivo es mayor y tanto en las buenas como en las malas; su hijo, su mayor orgullo, siempre estará junto a ella. 

“A veces me pongo a pensar en todo lo que he sacrificado por el boxeo. Mi familia y la infancia de mi hijo. Es duro. Pero pienso de qué voy a vivir si no es de esto y se me pasa. Tomo aire y a pelear de nuevo. Si entras al mundo del boxeo no puedes salirte, es una elección para toda la vida”, concluyó.

 

Mira acá: Cabal y Farah, cuartos de final tenis dobles masculino: sigue en vivo el partido en Tokio 2020

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies