Deportes RCN

América vs. Atlético Mineiro: el partido que estalló el rechazo al fútbol

El primer tiempo tuvo que ser detenido cinco veces por los gases lacrimógenos.

13 May 2021 20:15:05Por: SuperTrending
América de Cali.

América de Cali. /AFP

Por estos días en Colombia hay rechazo al fútbol. Las protestas sociales que se viven en el país han tocado las puertas de este deporte, que ha visto esta semana el desarrollo de tres partidos de la Copa Libertadores, en medio de las manifestaciones. La gente pide que el balón no ruede y que el fútbol no sea ajeno.

Le puede interesar: América despertó y Santiago Moreno se lo igualó al Atlético Mineiro.

Quizá el encuentro que más ha generado un rechazo generalizado fue el de América de Cali y Atlético de Mineiro, que se jugó este jueves en el estadio Romelio Martínez, de Barranquilla, por los serios problemas de inseguridad en los que está atrapada por estos días Cali.

Antes de esta crisis que vive Colombia, los aficionados se ilusionaban con ver a Adrián Ramos, Duván Vergara y Santiago Moreno enfrentando a futbolistas de la talla de Ignacio Fernández, Hulk o Eduardo Vargas. Hoy el panorama fue diferente y en redes sociales se pedía por la finalización de un encuentro que no tenía las garantías para los futbolistas, que también son seres humanos.

También lea: Los tiene de hijos: el gol de Hulk al América en Barranquilla.

En las afueras del estadio, las protestas hicieron volver a ver cómo se lanzaban gases lacrimógenos para dispersas a los manifestantes. Esa fuerte oleadas llegaba a la cancha. Cinco veces tuvieron que parar el primer tiempo.

Una y otra vez se vieron las caras de los jugadores con frustración y rabia. Hulk, en muchas oportunidades, cerraba los ojos y los apretaba para no sentir ardor. Otros se ponían las camisetas sobre sus rostros y no sentir esa desesperación. Otros tomaban agua para la irritación en la garganta.

Además: Los capitanes de los clubes, tajantes: la petición a la Dimayor y a la Federación.

Fueron cinco las veces que se detuvo un partido que no se debió jugar, pero fueron millones de tuits en los que la palabra “vergüenza” se hizo tendencia. Alguien dio la orden de jugar y se jugó. ¿Espectáculo? El fútbol quedó en deuda y generó rechazo. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies