Curiosidades

El deporte, amenazado por el doping, el terrorismo y la corrupción

18 Jul 2016 13:28:26Por: SuperTrending

En 2015 el deporte paso a ser mucho más que un juego, pues los escándalos de doping de importantes figuras, como el caso de María Sharapova; y los hallazgos de corrupción en la FIFA, la destitución de Joseph Blatter, centraron la atención del mundo, más allá de los campos de juego. Desde ese momento el deporte se convirtió en asunto de jueces, fiscales, tribunales deportivos y médicos.

Pero esta no ha sido la primera vez que el deporte se sale de los estadios. En 1994 la FIFA acordó sancionar con 15 meses de suspensión al jugador argentino Diego Armando Maradona por doping positivo, en 2002 se vivió el caso de los escándalos de sobornos por la concesión de los Juegos Olímpicos de invierno a Salt Lake, en el 2006 el descenso de la Juventus de Italia a la Serie B, a raíz de los escándalos de interceptaciones telefónicas e influencia en la designación de árbitros del Fútbol Italiano y uno de los más conocidos, en 2012, las acusaciones contra de Lance Armstrong, por dopaje sistemático, entre muchos otros casos.

Para Fran Maridueña, periodista de la web El Universo, “el deporte siempre se conceptuó como un instrumento de convivencia de los pueblos, igualdad de las personas y la sana competencia. Es una actividad en la que debe prevalecer el espíritu de sacrificio, respeto a los rivales y mantener el honor”, pero en los últimos tiempos el deporte se ha visto fuertemente golpeado por los escándalos.

En 2015 todo irrumpió de manera casi consecutiva, fue un hecho tras otro, tanto que sorprendió a los grandes dirigentes del deporte internacional, como Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional quien reclamó “Ya es suficiente”, al conocer los problemas al interior de la FIFA y la IAAF.  

¿Por qué se perdió la esencia del deporte?

El autor Aldo Hernández Fleitas, en su artículo Deporte y Sociedad, asegura que los principios fundamentales del deporte se pierden día a día “por lo económico, lo político y por convertirse en estrategias de Estado, volviendo a los atletas del primer nivel en mercancías que son manipuladas por las direcciones de equipos, dueños de clubes, directores técnicos y federaciones.”

Según informe de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), los atletas se dopan conscientemente y juegan con las fechas de controles. Así mismo los entrenadores son quienes le proveen las sustancias y los funcionarios les avisaban las fechas cuando se realizarían los controles.

Rusia es un claro ejemplo del cambio en la esencia del deporte. A pocos días del inicio de los Juegos Olímpicos de Río se conoció que Rusia mantenía un “sistema de dopaje promovido por el Estado”, así mismo  el laboratorio donde operaban los controles “protegía a los atletas rusos dopados con un sistema promovido (…) el laboratorio de Sochi trabajó con una única muestra, cambiando su metodología, para permitir a los atletas rusos competir en los Juegos Olímpicos de Invierno.”

Además, lejos de aplicar sanciones o separar a los tramposos, se conoció que los dirigentes extorsionaron y chantajearon a los deportistas, en complicidad del anterior presidente de la Federación Internacional de Atletismo Mundial, Lamine Diack.

Junto a los innumerables casos de doping en deportistas rusos, la Federación Internacional de Fútbol Asociado vivió el mayor sacudón en su historia. Blatter y Platini, los máximos dirigentes del fútbol mundial, fueron condenados pocos días antes de la Navidad, con ocho años de sanción.

La caída de los dos hombres más poderosos del fútbol fue simplemente el rostro de un escándalo que involucró a las confederaciones y federaciones más importantes. La Conmebol y la Concacaf vieron como su mesa directiva mes a mes se entregaba a las autoridades estadounidenses confesando sobornos y pagos por asignaciones de sedes.

La investigación de la FIFA fue destapada por la fiscal Loretta Lynch el 27 de mayo de 2015, días antes del Congreso electoral en Zúrich.

Estos casos son la muestra del ataque que está sufriendo el rol del deporte en la sociedad, pues ha sido “objeto de manipulación por grupos que exigen la obtención de campeonatos y superar marcas. Aquellas muchas veces induce a los deportistas a hacer trampas para seguir en el grupo de triunfadores y mantener los auspicios de las grandes auspiciantes”, asegura Fran Maridueña.

Para un grupo de analistas, otras de las causas, que llevan a los deportista a elegir el doping, están relacionadas con las exigencias que ha tomado el deporte en los últimos años. El deporte, hoy en día, exige que el deportista se convierta en un ídolo, con grandes contratos publicitarios, que requieren estrategias de dinámicas comerciales que les aseguren a los inversores el retorno de la inversión financiera.

El uso de las sustancias prohibidas se les presenta como una alternativa para mejorar su rendimiento, “por eso los atletas de muchas disciplinas tienen la necesidad de recurrir a la trampa con el fin de alcanzar marcas que le permitan llegar alto y luego mantenerse en el grupo élite.”

Juegos Olímpicos, entre alarmas de doping y terrorismo

Tras conocerse los problemas al interior de la institución rusa de atletismo, la AMA decidió suspender de “toda participación a los atletas rusos” en los próximos Juegos Olímpicos de Río, medida que fue apoyada por el Comité Olímpico Internacional, pues según Thomas Bach, ellos “desean eliminar a los tramposos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Es por ello que actuamos rápidamente.”

De cara a Río, el doping no será la única preocupación. El mundo del deporte se encuentra en alerta por la amenaza terrorista, después de los últimos ataques  vividos en Francia y Turquía. 

Lina Orrego / DeportesRCN.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies