Ruta

Lo bueno y lo malo del Tour de Francia 2020

Como en todo gran examen, las tres semanas del Tour de Francia se saldan con las notas más y menos altas.

20 Sep 2020 14:25:17Por: SuperTrending
Tour de Francia 2020

Tour de Francia 2020: lo bueno y lo malo de la Grande Boucle / Foto: AFP

De la eclosión de Pogacar al hundimiento del Ineos. Como en todo gran examen, las tres semanas del Tour de Francia se saldan con las notas más altas, entre aquellos aspectos que han destacado, y los suspensos para quienes no han cumplido con las expectativas.

Lee también aquí: El cuadro de honor del Tour de Francia 2020

BUENO

EL NACIMIENTO DE UNA ESTRELLA

El Tour-2020 entrará en los anales de la historia del ciclismo por la prodigiosa contrarreloj de la víspera de la llegada a París, en la que el joven esloveno Tadej Pogacar, voló en la bicicleta para arrebatarle el maillot amarillo a su compatriota Primoz Roglic. Fue su tercera victoria de etapa y además del amarillo, además Pogacar lució en el podio el maillot blanco de mejor joven y el jersey de lunares de mejor escalador. Con 21 años, cumple 22 el lunes, el esloveno está llamado a ser una gran estrella del pelotón.

COL DE LA LOZE

Ha sido la gran revelación del trazado del Tour de Francia. Llamado a ocupar en el futuro parte de la historia de la carrera, junto a los ya míticos Alpe d'Huez, Tourmalet o el Galibier, el Col de la Loze era la novedad del recorrido de este año y no falló. Sus 21 km de ascenso, los últimos cinco con rampas del 20%, fueron espectaculares y el único momento en toda la prueba en los que el dúo esloveno, Roglic-Pogacar, pareció humano. El vencedor en la meta, situada a 2.304 m de altitud, Miguel Ángel 'Supermán' López, fue capaz de sacar dos minutos de ventaja en los últimos tres kilómetros a su compatriota Rigoberto Urán, con el que se jugaba un puesto en el podio, en una subida "brutal", según definieron varios corredores.

RELEVO GARANTIZADO

En una época en la que los ciclistas que han destacado en el pelotón en los últimos años (Froome, Valverde, Nibali, Urán, Van Avermaet) han sobrepasado ya con creces la treintena y parecen en la cuesta abajo de sus carreras, este Tour de Francia ha servido para confirmar que el relevo está garantizado. Además de Pogacar, Marc Hirshi, Lennard Kämna y Daniel Martínez han logrado victorias de etapa sin haber cumplido aún los 25 años. Sin olvidar que los dos máximos exponentes de esta nueva generación, el belga Remco Evenepoel y el holandés Mathieu van der Poel, no tomaron parte en una carrera en la que sólo tres etapas de las 21 disputadas fueron ganadas por ciclistas de 30 o más años (Kristoff, Roglic y Kwiatkowski).

Lee también aquí: Pogacar, el joven prodigio esloveno llamado a ser estrella del ciclismo

PELEA POR LAS CLASIFICACIONES ANEXAS

En una carrera de la dimensión del Tour, no sólo tienen importancia las victorias de etapa o la clasificación general individual. Durante las tres semanas de competición, los ciclistas han luchado por cada punto para la clasificación de la regularidad (ganada por el irlandés Sam Bennett) o la de la montaña (que Pogacar le ganó a Richard Carapaz en la víspera de la llegada a París).

MALO

EL FINAL DEL DOMINIO DEL INEOS

La formación británica Ineos, heredera del Team Sky, había ejercido un control tiránico en la carrera desde 2012 y sus corredores habían ganado siete de las ocho últimas ediciones (Wiggins en 2012, Froome 2013 y 2015-2017, Geraint Thomas en 2018 y Egan Bernal en 2019), pero en esta edición el equipo con mayor presupuesto del pelotón pareció desarmado, a imagen de un Bernal que tuvo que tirar la toalla y abandonar en los Alpes. Sólo en las últimas etapas, con las escapadas de Richard Carapaz y la victoria de etapa de Michal Kwiatkowski, los Ineos recobraron algo de protagonismo.

EXCESO DE AMBICIÓN

En muchas de las etapas, el Jumbo-Visma liderado por Primoz Roglic se mostró implacable, conduciendo el pelotón a velocidades de vértigo, como si no quisiera dejar nada a los demás. Y quizá ese esfuerzo fue lo que acabó condenando a Roglic. La leyenda belga del ciclismo Eddy Merckx criticó con dureza esta estrategia: "Deberían haber comprendido que Pogacar no podía atacarles sin equipo, era imposible en la montaña, pero deberían haberlo alejado cuando tuvieron la ocasión para tener un margen suficiente", dijo en referencia a la 7ª etapa, cuando Pogacar quedó retrasado por el viento y perdió 1:21. "Es una buena lección de ciclismo", concluyó el mito belga.

Lee también aquí: Tour de Francia 2020: ¿Cuánto ganó cada equipo?

PETER SAGAN

Al popular ciclista eslovaco, el mejor pagado de todo el pelotón, tampoco le han salido las cosas en este Tour. No sólo no pudo ampliar a 13 sus victorias parciales en la Grande Boucle, sino que tampoco pudo incrementar a 8 su récord de maillots verdes. El triple campeón del mundo (2015, 2016 y 2017), que había ganado la clasificación de la regularidad en siete de las últimas ocho ediciones, perdió buena parte de sus opciones al ser descalificado en la 11ª etapa por tratar de dar un cabezazo a Van Aert en pleno esprint en Poitiers. Pero después tampoco pareció estar en ningún momento en disposición de arrebatarle la prensa al irlandés Bennett. A sus 30 años, ¿será señal del inicio de su declive?

Lee también aquí: El Tour de Francia... ¿la mejor manera de preparar el Mundial?

Lee también aquí: ¡Una y otra vez! El último kilómetro de Supermán López en la etapa reina del Tour 2020

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies