Historias de vida

Joven venezolano fabrica sandalias con materiales reciclados para sostener a su familia

Con solo 14 años, Andrés López asumió las riendas de su hogar: fabrica y vende calzado.

1 Oct 2021 14:22Por: canalrcn.com
Joven fabrica sandalias con materiales reciclados para sostener gastos de su casa

Joven fabrica sandalias con materiales reciclados para sostener gastos/ Foto tomada de FB Andrés López

Andrés López, es el joven venezolano de 14 años que hoy le da la vuelta al mundo por su inspiradora historia: encontró un modelo de negocio donde fabrica sandalias y posteriormente las vende, con el objetivo de sacar adelante los gastos propios y de su familia.

Lo más admirable de todo, es que Andrés fabrica este calzado con materiales reciclados, mismos con los que ha logrado llevar las riendas de su familia, que tras la crisis sanitaria tuvieron una afectación económica.

De él, dependen actualmente su hermana Carla de 17 años, su abuelo y su madre, quien no ha podido seguir trabajando debido a la anemia severa que padece. La hermana por su parte también está en busca de trabajo para apoyar con los gastos.

Lee también: Mesero es víctima de discriminación por ser gay: "No damos propina a pecadores”

Así surgió el modelo de negocio

La idea de hacer chanclas surgió luego de que le robaran las suyas y no tenía dinero para unas nuevas, por lo que no tuvo más opción que irse al taller de carpintería de su abuelo y tratar de armarse unas con unos neumáticos viejos y otros materiales desechados

“Había gente aquí, en Ciudad Bolívar, que ya las hacía. Pero les quedaban torcidas. A mí me quedan derechas. Entonces cogí un poco de caucho para hacerme unas para mí mismo. Quedaron bien y pensé en que las podía vender“, dijo Andrés en conversación con BBC Mundo.

Te puede interesar: Instagramer celebra que venció el cáncer por segunda vez

De esta forma el más pequeño de la casa ha asumido el rol de conseguir el dinero para comer y los demás gastos. Fue gracias a lo aprendido con su abuelo que desarrolló estas habilidades que ahora le dan fruto.

La suela y el hilo las saco del caucho. Las agujas, de la parte trasera del tacón de las mujeres. La agarro, la pulo y le hago una punta...Ahora mismo hago cholas por encargo. La gente me da su talla y el color que prefieren y entonces las hago. Elaboro un par al día y las vendo por cinco o seis dólares, agregó.

Te puede interesar