Tendencias

Fosse Dionne: el misterio del ‘pozo sin fondo’ que aún no han podido resolver

Varios buzos profesionales murieron en el intento de desvelar este gran misterio.

10 Mar 2022 12:29Por: canalrcn.com

Aunque en la actualidad existe un avance significativo en la ciencia y tecnología son varios los enigmas que aún se encuentran sin resolver, siendo el Fosse Dionne, o el ‘pozo sin fondo’, uno de ellos.

Ubicado en Tonerre, un pueblo de Francia, el ‘pozo sin fondo’ fue hallado inicialmente por los romanos, y al ver el gran caudal decidieron construir una civilización a su alrededor. Durante años, el agua del lugar fue utilizada para diversos fines, entre ellos el lavar la ropa, beber y asearse.

Te puede interesar: Alex Tienda compartió imágenes de Ucrania, horas previas a la invasión rusa

Según registros antiguos, se dice que los Celtas también hicieron uso del lugar, pero a diferencia de los romanos percibieron el gran caudal de una forma totalmente diferente, considerando así que el pozo era una fuente sagrada.

Para este entonces, su profundidad aún no era un misterio para los habitantes. De hecho, tuvieron que pasar un par de años más para que los ciudadanos de Tonerre comenzaron a indagar sobre este detalle.

Este misterio comenzó luego de que los habitantes de la ciudad adaptaran el gran pozo como una piscina pública, pues al ingresar a ella se dieron cuenta que el fondo no estaba cerca. Dando pie a uno de los más grandes misterios de la historia.

A partir de este momento, fue difícil dejar a un lado este gran descubrimiento, por lo que las expediciones en el lugar comenzaron a suceder. Los ciudadanos de la región querían saber qué tanta profundidad tenía el pozo y cuánta agua contenía.

Para 1974, dos buzos profesionales se aventuraron a pisar las tierras de Torrene con el único fin de adentrarse en las profundidades del pozo y ser los primeros en desvelar el gran misterio de este inquietante lugar, pero murieron en el intento.

22 años después, fueron las autoridades francesas quienes contrataron a otro buzo profesional para que cumpliera la tarea que años atrás había quedado inconclusa, pero para su mala suerte, no pudo dar solución a este enigma al contar con el mismo destino que sus colegas.

Años más tarde, para el 2018, un nuevo buzo tomó la decisión de aventurarse en las profundidades del Fosse Dionne y a diferencia de sus colegas sobrevivió a la travesía, pero sin descifrar el gran enigma.

Aun así, al lograr adentrarse a 70 metros de profundidad, el profesional pudo recolectar información que se desconocía hasta el momento. Como, por ejemplo, que en su interior se encontraban cuevas, rocas calizas, estrechos pasajes y que sus aguas provienen de una red de arroyos subterraneos.

Sin embargo, y a pesar de ser una de las atracción turísticas más llamativas, el pozo sin fondo suele desbordarse y causar inundaciones durante la temporada de invierno.

No dejes de leer: El viral soldado ucraniano que hace Tik Toks para su hija

Te puede interesar