recomendados

Tres consejos fáciles para mantener el horno limpio

CONTENIDO PATROCINADO | Estos electrodomésticos son el caballo de batalla de tu cocina, los lugares de donde provienen muchas de tus mejores comidas.

17 Jul 2018 19:31Por: canalrcn.com
Tres consejos faciles para mantener el horno limpio

Foto de una joven mujer limpiando un horno

Pero debido a tanto uso, el horno y la estufa son un centro para la grasa, la suciedad y las manchas de comida y, no ciertamente para los sabores adicionales que buscas. No te preocupes: Aquí hay tres consejos fáciles para mantener la estufa y el horno limpios.

1. Refriega cuando esté fresco

El mejor momento para limpiar el horno y la estufa es justo después de que has cocinado algo. Cuando se hayan enfriado, por supuesto. Si limpias relativamente rápido después de cocinar, la comida no tiene tiempo de endurecerse, que es lo que causa acumulación.

Para limpiar, empieza por remover las rejillas del horno y frotarlas con agua con jabón. Remueve también las rejillas de la estufa y agrégalas a esta sesión de limpieza con agua y jabón.

Este es un buen momento para limpiar las perillas del horno y la estufa. Se pueden engrasar y volverse pegajosas con toda la comida que se cocina, así que siempre es bueno restregarlas bien. Retira la perilla del horno desde el lado opuesto; debería salir con facilidad.

(No te preocupes, es fácil volver a ponerla). Refriega, enjuaga y deja secar.

2. Con un aerosol

Usa Mr Musculo® 5 en 1 Total Cocina para rociar la estufa, la manija del horno y la parte exterior de la puerta del horno. Después, limpia las secciones con un trapo limpio.

Los limpiadores de Mr Músculo® están formulados para cortar la grasa en profundidad, lo que hace que la limpieza sea extremadamente rápida.

Concéntrate en las áreas chamuscadas o manchadas para obtener una limpieza reluciente, pero asegúrate de rociar el producto en todas partes. Después de que el limpiador de hornos se haya asentado en la superficie interior por el tiempo señalado en la etiqueta del producto, simplemente limpia con un trapo.

3. Atrapa el desastre

Cuando las cosas luzcan como nuevas otra vez, puedes tomar medidas para prevenir el siguiente desastre.

Coloca una bandeja para hornear en la rejilla inferior para atrapar derrames de comida y grasa en el horno. Usa una pantalla protectora de salpicaduras para tu reluciente estufa cada vez que tengas que sofreír la comida favorita de tu familia. Estos pasos facilitarán tu próxima sesión de limpieza.

Te puede interesar