Primo de la reina Isabel II fue condenado a prisión por acoso sexual

Este escándalo sexual se suma al del príncipe Andrés que resultó involucrado en el caso de Jeffrey Epstein.

24 Feb 2021 18:38Por: canalrcn.com

Un nuevo escándalo sexual envuelve a la familia real británica ya que se confirmó que Simon Bowes-Lyon, primo lejano de la Reina Isabel II, fue condenado por un tribunal de Escocia a 10 meses de prisión por acoso sexual.

El hombre que ostenta el título de 19º y 6º Conde de Strathmore y Kinghorn fue señalado de maltratar a una mujer que se hospedaba en el castillo de su familia en Glamis y esta semana aceptó los cargos en su contra.

Los hechos habrían ocurrido en febrero del 2020 cuando se realizó un evento de tres días en el castillo y la mujer, que era una de las invitadas, se quedó en una de las habitaciones a donde, según la denuncia, Simon Bowes en estado de ebriedad abrió la puerta y la arrinconó contra una de las paredes tocando sus partes íntimas sin su consentimiento.

Luego de un forcejeo, la mujer pudo librarse de Simon y luego el aristócrata intentó entrar horas más tardes, sin éxito, al día siguiente intentó entrar de nuevo a la habitación, razón por la que la mujer huyó del lugar y lo denunció ante las autoridades.  

No dejes de leer: Revelan la razón por la que el esposo de la reina Isabel II está hospitalizado

Tras la sentencia, Bowes, cuyo padre era sobrino-nieto de la Reina Isabel II, afirmó que se sentía muy avergonzado por sus acciones admitiendo que el alcohol no es excusa para justificar su comportamiento.

“Pido disculpas de todo corazón hoy nuevamente, lamento profundamente mi comportamiento y la angustia que ha causado”, manifestó Simon Bowes.

Síguenos en Google News y haz de Canal RCN tu fuente de noticias favorita.

Este hecho le pudo haber costado una pena de hasta 5 años de prisión, pero al haber admitido ser el autor del ataque sexual su pena bajó y un juez decidió dejarlo en libertad bajo fianza y lo incluyó en el registro de delincuentes sexuales.

Este caso se suma al otro escándalo sexual que salpicó la familia británica, involucrando al hijo favorito de la Reina Isabel, el príncipe Andrés de Inglaterra, que está relacionado con el famoso caso de Jeffrey Epstein.

Te puede interesar: Príncipe Andrés se pronuncia sobre llamados a cooperar en caso Epstein