Capítulos

Misa dominical | Octubre 17 del 2021

Que Jesús nos propone el nuevo liderazgo, el del servicio comunitario.  

17 Oct 2021 11:33Por: canalrcn.com

Bienvenidos a Nuestra Santa Misa.

Lectura del libro del profeta Isaías 25.6, 7-9  

“En aquel día, el Señor del universo preparara sobre este monte un festín con platillos suculentos para todos los pueblos. El arrancará en este monte el velo que cubre el rostro de todos los pueblos, el paño que oscurece a todas las naciones”. 

 Destruirá la muerte para siempre; el Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros y borrará de toda la tierra la afrenta de su pueblo. Así lo ha dicho el Señor. En aquel día se dirá; “Aquí esta nuestro Dios, de quien esperábamos que nos salvara; alegrémonos y gocemos con la salvación que nos trae”.  

R. “Palabra de Dios”. 

…. 

“Cristo es el modelo del nuevo liderazgo”. 

-Del liderazgo comunitario y de servicio: Primero, sentir la alegría del saber que el Señor tiene sus ojos puestos en nosotros para librarnos de la muerte y reanimaros en tiempos de hambre 

Jesús se compadece de nuestro sufriendo y debilidades  

Que Jesús nos propone el nuevo liderazgo, el del servicio comunitario.  

Isaías es un libro que revela las dimensiones completas del juicio y salvación de Dios. Dios es el “Único Santo de Israel” (ver 1:4; 6:1 y sus notas) quién debe castigar a su pueblo rebelde (1:2) pero los redimirá al final (41:14,16). Israel es una nación ciega y sorda (6:9-10; 42:7), un viñedo que será pisoteado (5:1-7), un pueblo devoto de la justicia y rectitud (5:7, 10:1-2).  

Así dice el Señor a su Ungido, a Ciro, a quien lleva de la mano: «Doblegaré ante él las naciones, desceñiré las cinturas de los reyes, abriré ante él las puertas, los batientes no se le cerrarán. Por mi siervo Jacob, por mi escogido Israel, te llamé por tu nombre, te di un título, aunque no me conocías. Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí, no hay dios. Te pongo la insignia, aunque no me conoces, para que sepan de Oriente a Occidente que no hay otro fuera de mí. Yo soy el Señor, y no hay otro». «Palabra de Dios. Te alabamos Señor»