Nuestra Casa

Bienestar

Nunca es tarde: Uso del celular

Nuestro médico de cabecera, Julio Durán, nos explica cuáles pueden ser los problemas de salud al hacer un uso incorrecto del celular.

3 Mar 2020 17:26Por: canalrcn.com

Según el informe anual Mobile Economy que publica cada año la GSMA, la asociación de operadores de telecomunicaciones, el 67% de la población mundial cuenta con un celular.

Este dispositivo móvil que, literalmente, cabe dentro del bolsillo, se ha convertido en una pieza, casi que, indispensable para las personas. El celular, ha reemplazado el uso de los computadores, ya que desde allí se puede hacer casi cualquier cosa que antes se hacía en un computador.

Sin embargo, su uso incorrecto puede derivar en problemas de salud para el usuario.

A pesar de esto, está en el pasado decir que los celulares son nocivos. Hay estudios contundentes que demuestran que la corriente electromagnética es mucho menor, e incluso se han realizado pruebas con corrientes mucho mayores, sin que se generen daños neurológicos.

Hay peligros físicos, como el síndrome informático visual, que es cuando los ojos parpadean mucho menos, se genera resequedad en los ojos. Sin embargo, este no es un problema exclusivo de los celulares, ya que se puede dar en los computadores o en las tabletas.

El médico Durán asegura que los efectos comportamentales son mucho más peligrosos y ocasionan muchos más accidentes que los efectos orgánicos, asociados a la corriente electromagnética.

La potencia que usan los celulares ahora es menor. Es mito que usarlo cerca de los genitales puede afectar la capacidad sexual. Antes sí afectaban, pero ahora los celulares tienen protectores.

Las principales consecuencias y fatalidades de los celulares no son ni por su estructura, ni por la energía electromagnética que manejan.

Los teléfonos móviles interfieren con nuestro sueño, proporcional a la cantidad de uso. La autoestima, relaciones interpersonales, la memoria, la capacidad de retener ideas, la creatividad y la productividad, así como la capacidad de tomar decisiones. Los peligros más grandes son por el uso inadecuado.