Capítulo 10 de febrero – Viajes cargados de sentimientos | Más Lejos Más Cerca

Llevar alegría no es una tarea sencilla y menos en un mundo donde los problemas suelen afectar a las personas, pero sin duda, es una tarea que a muchos les gusta cumplir. Así son los integrantes del 'Circo Medellín', un grupo de hombres y mujeres que persiguen un sueño, llevar lo mejor de Colombia y traer lo mejor de Brasil, ahora que participarán en el 'Festival internacional de artes', un reto que había sido el sueño de muchos y que ahora es una realidad.

Hay momentos de la vida en los que se nos presentan oportunidades que ante nuestros ojos pueden ser magnificas, pero que nos puede alejar de nuestro centro, nuestra familia, ese es el caso de José quien tiene 9 hijos, pero no ha podido compartir tiempo con ninguno. Por eso la vida le enseñó que el dinero no lo es todo y que tiene que aprovechar los momentos de calidad en familia, así que José tomó la decisión y ahora piensa disponer un buen tiempo para compartir con sus 3 hijas menores.

Por otro lado, Beto conoció a Nirvana una mujer que tiene a su hijo a cientos de kilómetros de distancia, pero que lo ve durante dos meses, una vez al año, una situación dura y llena de sentimientos encontrados, pero de la que ella obtiene una gran enseñanza y es que los padres están para guiar a los hijos, pero no para imponerles nada.

Las historias de amistad son sin duda unas de las que más tocan el alma, Martha espera impacientemente a su amiga de colegio, Isabel, con quien no se ve hace más de 50 años, pero siempre ha soñado con este reencuentro. Ya que no han podido comunicarse como querían, a Martha e Isabel les espera un buen tiempo de risas e historias.

Luchar por el empoderamiento femenino es un asunto que debe resaltarse en especial en comunidades donde el machismo predomina, por ello Dulcy y Sandra trabajan por las problemáticas de sus territorios y viaja hacia Valledupar cómo voceras del empoderamiento de este sector de la sociedad.

En Más lejos, más cerca las historias nos llenan de amor y de emociones, por eso el cuento de amor entre Gabriel y Jaime no es la excepción, son una pareja que vive en chile y viajan hacia Buenaventuram, Cali, donde esperan compartir con la familia de Jaime un poco de lo que fue la celebración de su matrimonio.

Los hijos siempre serán unos bebés en la mente de sus padres, a tal forma que Flor y Argemiro esperan a su hijo de 40 años para consentirlo y mimarlo. Sin embargo, no es al único que quieren consentir, también a sus nietas y a su nuera de manera que se enamoren de lo que es Colombia.

Por ultimo conocimos la historia de Richard, un hombre con un corazón de oro, que deja todo, su familia y su casa para irse cada seis meses a trabajar en España y allí lograr el sustento de su hogar y poder regresar a estar con ellos por 6 meses más. Un círculo al que su familia aún no se acostumbra y que sin duda toca las fibras más fuertes del alma.

 

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies