La Ley del Corazón | Capítulo 52 | Pablo y Julia almuerzan para celebrar el triunfo del caso

Tras la comparecencia de Zaragoza y Alvear ante el juez del caso Platinum, Huertas se declaró culpable del gran desfalco y también incluyó a Ramón Duperly (Jairo Camargo) y lo acusó de ser la cabeza de la estafa que terminó perjudicando al bufete de Zambrano Domínguez y Asociados.

Pese a que Huertas le había contado otra versión de los hechos a su defensa, integrada por Nicolás Ortega (Iván López) y Adela Zambrano (Alejandra Borrero), el hombre terminó inculpándose luego de las amenazas que había recibido por parte de Divino Rostro, uno de los sicarios que trabajan para Alonso Olarte (Jorge Cao).

Las declaraciones de Huertas dejaron boquiabiertos a sus abogados no solo por la sorpresa que se llevaron con los datos que él no les había entregado, sino también por la cercanía que tienen con Alfredo Duperly (Rodrigo Candamil), hijo de Ramón.

Alfredo, en compañía del doctor Ortega y del abogado de Ramón, cuestionó a su padre sobre las declaraciones que había presentado Huertas ante el juez en las que lo incriminaba directamente a él. Por lo que el señor Duperly negó que el defendido del bufete estuviera diciendo la verdad y aseguró que la relación que mantuvo con él fue casi que nula, ya que los que realmente manejaban y tomaban cualquier decisión eran los señores Alvear y Zaragoza.

Entre tanto, Pablo (Luciano D’Alessandro) y Julia (Laura Londoño) fueron almorzar para celebrar que habían ganado el caso de Mario Padilla. Estando en el restaurante los abogados brindaron por “su amistad” y conversaron sobre los planes de cada uno tenía alrededor del matrimonio y los hijos, ya que según la doctora Escallón, esos temas eran de suma importancia para Pablo. ¿Cuál habrá sido la respuesta de cada abogado?

Mira todos los capítulos de La Ley Del Corazón aquí, y sigue la producción de lunes a viernes por el Canal RCN y comenta con el HT #LaLeyDelCorazón nuestras redes sociales, Twitter y Facebook e Instagram: @CanalRCN 

Compartir