• Síguenos en

  • Logo Produccion

    Capítulo 40 - Parte 2 - Samaria niega la entrada a Jesús y a sus discípulos | Jesús

    2019-10-05 23:00:17 | Redactado por: canalrcn.com

    Jesús y sus discípulos son menospreciados en Samaria por ser judíos, lo que despierta la ira de los jóvenes.

    Los sumos sacerdotes discuten, argumentan que fue una decisión arriesgada haberse aliado con Barrabás para que asesinara a Jesús. En ese momento aparece Temina, la sierva enviada por ellos para espiar al gobernador.

    La joven les cuenta que Pilatos y Claudia tienen problemas porque a ella le preocupan los judíos, lo que irrita mucho a su esposo. Los sacerdotes quieren vengarse de Pilatos, así que piensan en planear algo contra Claudia, ya que es la debilidad de su enemigo.

    Malco escucha la conversación de los sumos sacerdotes, Nicodemo y Santiago se les acerca para preguntarle qué tanto hablan en secreto. El joven les cuenta que planean asesinar a Jesús y que contrataron a un hombre para hacerlo.

    Inmediatamente increpan a los sumos sacerdotes por esa decisión y les dejan claro que, aunque el hijo de María esté equivocado en sus predicaciones no merece morir. Caifás se enoja y les advierte que si el Mesías se aparece por Jerusalén será arrestado y lapidado, pues el deber es cuidar las cosas sagradas.

    Mientras tanto, Jesús continua su camino rumbo a Samaria en compañía de sus discípulos y sus seguidores. A lo lejos, Barrabás los contempla y empieza a planear el asesinato.

    El Mesías envía a un grupo de sus apóstoles para que se adelanten y busquen en Samaria un lugar para pernoctar. Al llegar a la aldea, los dueños de una posada se niegan a recibirlos al enterarse que irán a Jerusalén a adorar a Dios.

    Al regresar, los jóvenes le dicen a Jesús que no quisieron recibirlos porque los judíos no son bienvenidos en la aldea, ni siquiera Él, aún con los milagros que hizo en esa región.

    Uno de los discípulos muy enojado le pide al Salvador que caiga fuego del cielo para que consuma a Samaria por su mal comportamiento.

    Jesús lo mira y lo reprende diciendo: “¿Ustedes aun no entienden para qué fueron llamados? ¿Acaso no han comprendido que el hijo del hombre no vino a destruir las almas de los hombres, sino que vino a salvarlas?”

    Por otra parte, Dimas se acerca a la posada de Shabaka y es acusado de haber sido quien se robó el cofre con las monedas de oro hace unos días. De inmediato llaman a los soldados para que arresten al joven.